Berlín abre un tramo de pruebas para vehículos autónomos

Berlín, 19 sep (EFE).- Berlín estrenó este jueves un tramo de pruebas para coches autónomos en el centro de la ciudad, 3,6 kilómetros de carretera con tráfico y condiciones reales de conducción para la investigación y el desarrollo de esta promesa de la automoción.

El tramo, que atraviesa el Tiergarten, una de las zonas más transitadas de la capital, reúne las “condiciones ideales” para probar y perfeccionar las “tecnologías de futuro” necesarias para la puesta en marcha del coche autónomo y conectado, explicó en un comunicado la Universidad Libre de Berlín, desarrolladora de la iniciativa.

Los expertos han buscado un tramo con un tráfico “altamente complejo” y puesto en marcha durante los últimos 29 meses la infraestructura física y digital necesaria para estas pruebas en las que los vehículos podrán comunicarse entre ellos y con su entorno.

Más de cien sensores monitorean constantemente a lo largo del trayecto el volumen de vehículos, las condiciones meteorológicas, el estado de la calzada, las plazas de aparcamiento libres y la contaminación atmosférica, entre otras variables. Los coches de esta iniciativa, por su parte, cuentan con cámaras, radares y escáneres láser.

Los datos se procesan de forma instantánea -gracias en parte a redes de 5G y a desarrollos de inteligencia artificial- para que el sistema, de forma colectiva, de la mejor respuesta posible al reto del tráfico en las grandes ciudades.

El ministro de Transporte, Andreas Scheuer, subrayó en la inauguración del tramo que la conducción automática y conectada ofrece “grandes oportunidades” para una gestión inteligente del tráfico urbano, de evitar atascos a encontrar aparcamiento, pasando por una adecuación de los semáforos al volumen de vehículos en cada momento.

“Esto significa más seguridad y eficiencia energética, un flujo circulatorio mejorado y un ahorro de tiempo”, señaló Scheuer.

El presidente de la Universidad Libre de Berlín, Christian Thomsen, señaló por su parte que Berlín se ha convertido en un “laboratorio real” y que esta iniciativa muestra “de forma ejemplar cómo la investigación puede resultar útil para los ciudadanos”. EFE