Biden invita a los colombianos a perseverar en la paz

Boston Herald

Bogotá, 17 jul (EFE).- El exvicepresidente estadounidense Joe Biden aseguró hoy en Bogotá que Colombia debe perseverar en la consolidación de la paz para seguir por la vía del progreso, al intervenir en la Cumbre Concordia Américas 2018, que concluyó este martes.

Biden, que fue vicepresidente en el Gobierno de Barack Obama, se refirió a la paz y al futuro de Colombia en la conferencia magistral del segundo día de la cumbre, en la que también participaron el presidente colombiano, Juan Manuel Santos, y el mandatario electo Iván Duque.

El exvicepresidente instó al gobierno de Duque, que asumirá la Presidencia el próximo 7 de agosto, a no rendirse con “el proceso de paz” con las FARC y valoró la determinación del país para lograr un “progreso verdadero”.

Dijo además que el acuerdo de paz es la mejor forma para seguir adelante, aunque consideró que para algunas personas no es fácil asumir lo firmado por el Gobierno y las FARC en noviembre de 2016 porque “hay opiniones fuertes de personas que perdieron a sus seres queridos y sus hogares” en el conflicto armado.

Por ello calificó como un asunto importante pasar de la negociación a la implementación de la paz pues eso “siempre requiere ajustes”.

“Estar habilitado para conocer las necesidades en el campo y adaptarse a ello es crítico y necesario para que la paz sea exitosa y sostenible”, agregó.

Biden afirmó también que si Colombia prospera económicamente todo el continente se verá beneficiado porque considera al país como “una piedra angular” para el bienestar de América.

“Veo a Colombia como una piedra angular para el bienestar de todo el hemisferio (…), cuando Colombia prospera económicamente pasa igual en el resto de la región”, afirmó.

Por su parte, Duque aseguró que Colombia cometió un error grande como sociedad en 2014 cuando la paz se convirtió en un tópico de la campaña presidencial, porque allí se tildó de “enemigos de la paz” a quienes manifestaron sus reparos a las negociaciones con las FARC.

“Eso fue un error porque en Colombia todos somos amigos de la paz; los únicos que rechazaron la paz son quienes estuvieron en la violencia por muchos años, quienes intentaron convencernos de su punto de vista con violencia, asesinatos, secuestros y ataques terroristas”, señaló.

Duque consideró además que tras el plebiscito del 2 de octubre de 2016, donde los colombianos rechazaron mayoritariamente el acuerdo de paz con las FARC, el país perdió una “gran oportunidad” para “construir un acuerdo nacional” basado en cosas “bastante concretas y necesarias”.

“¿Tiene Colombia una paz sustentable teniendo más de 200.000 hectáreas de coca sembradas cuando en 2012 solo había 50.000 hectáreas sembradas? Obviamente no, necesitamos arreglarlo ahora. La mejor manera de hacerlo es dejando claro que el narcotráfico no será un crimen conexo a los crímenes políticos”, dijo.

Por otra parte, Biden abordó el problema generado por la llegada masiva de venezolanos a Colombia, país que dice no debe cargar solo con el peso la migración.

“La respuesta internacional es muy pequeña para generar alivio, no es solo un problema de Colombia, y Colombia no debe tener que llevar esta carga sola, todo el hemisferio tiene una obligación”, opinó Biden.

Más de un millón de personas migraron de Venezuela a Colombia en los últimos 15 meses, de las cuales 819.000 tienen intención de quedarse, según fuentes oficiales.

Por ello, el exvicepresidente de EE.UU. instó a los líderes, tanto empresariales como políticos, a que hagan acciones concretas para enfrentar la situación y a animar a los gobernantes de sus países a que ejerzan una “mayor presión” para que los culpables de los “abusos que están ocurriendo” en Venezuela contra la población “tengan que responder”.

“Hay que imponerles sanciones a ciertos sectores que son complacientes con este abuso y respaldar organizaciones humanitarias internacionales que están tratando de hacer algo para mitigar el sufrimiento terrible de la gente en Venezuela”, apostilló.

Tras sus respectivos coloquios, Duque y Biden se reunieron por más de 50 minutos y hablaron sobre el programa de gobierno del mandatario electo, así como de la necesidad de continuar fortaleciendo la cooperación entre ambos países en seguridad, lucha contra los cultivos ilícitos y narcotráfico.

En la Cumbre Concordia Américas 2018, que se inició ayer participaron también los expresidentes de Bolivia, Jorge Quiroga, y Costa Rica, Laura Chinchilla, así como el exdirector de la Agencia Central de Inteligencia de Estados Unidos (CIA), el general retirado David Petraeus, entre otros. EFE