Birmania niega la existencia de cinco nuevas fosas comunes en Rakáin

Anadolu Agency

Bangkok, 3 feb (EFE).- Las autoridades de Birmania (Myanmar) negaron la existencia de nuevas fosas comunes en el estado occidental de Rakáin, donde una operación militar ha llevado a unas 700.000 personas de la minoría musulmana rohinyá a huir a Bangladesh.

Una investigación de Associated Press, basada en testimonios de refugiados rohinyá y en imágenes captadas con teléfonos, identificó cinco fosas en la aldea de Gu Dar Pyin donde habrían sido enterrados unos 400 vecinos tras ser asesinados por el Ejército birmano.

Las autoridades de Rakáin negaron esa información tras inspeccionar la zona y entrevistar a vecinos, pero aseguraron que extenderán la investigación, según el diario oficialista Global New Light of Myanmar.

También dijeron que tropas birmanas fueron atacadas en esa aldea por insurgentes rohinyá con machetes y armas caseras, y que mataron a 19 de ellos en “autodefensa” el pasado 28 de agosto, tres días después de que el Ejército iniciara su campaña en Rakáin.

La operación militar comenzó tras un asalto de un grupo rebelde rohinyá contra puestos de las fuerzas de seguridad y provocó un éxodo de rohinyá hacia Bangladesh entre las denuncias de abusos de organizaciones de defensa de los derechos humanos.

El alto comisionado por los Derechos Humanos de la ONU calificó la operación del Ejército como una “limpieza étnica de manual”, mientras que la relatora de la ONU para Birmania denunció que tenía “el sello distintivo de un genocidio”.

El Ejército birmano ha negado los abusos aunque el mes pasado reconoció un caso de asesinatos extrajudiciales de rohinyás a los que enterraron en una fosa común en septiembre.

Birmania no reconoce la ciudadanía a los rohinyá, a los que considera inmigrantes bengalíes, y les somete desde hace años a todo tipo de discriminaciones, incluidas restricciones a la libertad de movimientos. EFE