Inicio > Noticias > Internacional > Boeing nombra a un nuevo director de estrategia en medio de crisis

Boeing nombra a un nuevo director de estrategia en medio de crisis

Nueva York, 18 sep (EFE).- Boeing designó un nuevo director de estrategia, Marc Allen, que “será el encargado de la estrategia global de la compañía, del negocio y desarrollo corporativo a nivel mundial, y de las inversiones estratégicas, adquisiciones y ventas de activos”, anunció la empresa aérea, que atraviesa uno de sus peores momentos golpeada por la crisis de la COVID-19 y de sus aviones Max 737.

Allen, que también asumirá el cargo de vicepresidente Senior de Estrategia y Desarrollo Corporativo, asumía hasta ahora la dirección de la alianza entre Boeing y la aeronáutica brasileña Embraer, que se disolvió en abril de 2020.

“Marc es un líder creativo, abierto e innovador cuya visión estratégica ayudará a Boeing a afrontar los retos a los que se enfrenta el mercado aeroespacial mundial y a posicionarnos de cara al éxito a largo plazo en el futuro”, afirmó el presidente y consejero delegado de la compañía, David Calhoun.

La empresa anunció, asimismo, un puesto de nueva creación, el de director de Sostenibilidad, que ocupará Christopher Raymond, que se centrará en “prioridades medioambientales, sociales y de gobernanza”.

“Chris liderará un equipo que colaborará con las actividades comercial, de defensa y servicios de Boeing y sus funciones empresariales para apoyar el compromiso de la compañía de llevar a cabo prácticas de negocio responsables e inclusivas y tener un impacto positivo a nivel mundial”, según un comunicado difundido este viernes.

El presidente de Boeing destacó que “a pesar de los actuales factores desfavorables”, la compañía seguía centrándose en “en la innovación y en hacer del mundo un lugar mejor para las generaciones futuras”.

Estos nombramientos coinciden con un momento crítico para la compañía aeronáutica tras los accidentes sufridos por dos aviones 737 Max en Indonesia y Etiopía en 2018 y 2019, que provocaron la muerte de 346 personas y que mantiene en tierra desde 2019 a todos los aviones de este tipo mientras se estudian sus sistemas de seguridad.

Hace tan solo dos días, el Comité de Infraestructura y Transporte de la Cámara Baja de EE.UU. publicó un informe en el que sostenía que los dos accidentes fatales que involucraron aviones Boeing 737 Max “se pudieron prevenir” y “nunca deberían haber ocurrido”.

Esta crisis le ha costado a Boeing miles de millones de dólares, incluida la compensación que debe pagar a las víctimas y a las aerolíneas.

También supuso la destitución del director ejecutivo de la compañía, dejando en entredicho la solvencia de la misma y del ente supervisor por las prisas en construir y aprobar el Max.

En junio, Boeing reanudó los vuelos de prueba de este polémico modelo para demostrar que ya puede volar de manera segura con un nuevo software de control de vuelo. EFE

%d bloggers like this: