Bogotá Fashion Week termina tres días de moda y negocios a la colombiana

EXPO Magazine

Bogotá, 26 abr (EFE).- La edición 2018 del Bogotá Fashion Week, organizado por la Cámara de Comercio de Bogotá, termina hoy tres días de moda y negocios hechos a la colombiana, en donde se puso énfasis en la diversificación de mercados y en la incorporación de las tradiciones nacionales.

El encargado del cierre del evento en la noche de este jueves, el bogotano Juan Pablo Socarrás, optó para su colección “Las Costuras del Alma”, con la que presentará oficialmente su marca, Socarrás, por volver a la inspiración que le brinda su núcleo familiar.

De este modo, el modisto se basó en su abuela, Graciela Piñeres de Gutiérrez, para crear más de 50 prendas que se podrán observar en 26 salidas en las que el paño, la lana y el tul serán protagonistas.

“Estar en cada una de las semanas de la moda de Bogotá me ha permitido entender más el negocio y ejecutarlo de manera profesional desde lo creativo y lo comercial. Por eso, poder decir que con esta colección lanzo formalmente mi marca, Socarrás, me llena de orgullo”, dijo a Efe el diseñador.

En esta apuesta el público se encontrará con “un homenaje a las costureras que tienen en una máquina de coser su mejor herramienta de trabajo”.

Para ello, empleó materiales y siluetas propias de la sastrería, reinterpretadas a través del color, el patronaje, los estampados, las técnicas artesanales y la combinación de textiles rígidos con otros más suaves.

En el caso de la diseñadora Faride Ramos, nacida en el municipio caribeño de Mompox, si bien al comienzo de su carrera se enfocó en el universo masculino en el BFW de este año decidió emplear sus conocimientos en sastrería para la silueta femenina.

De este modo, Ramos se enfocó en la temporada otoño-invierno para crear un concepto novedoso en el que sobresalen los procesos tecnológicos en mezcla con las técnicas ancestrales.

A su turno, este jueves la bogotana Bettina Spitz explorará una vez más el cuerpo de las mujeres a través de líneas minimalistas en el patronaje, acompañadas de tejidos, bordados y detalles elaborados a mano por artesanas colombianas que le dan el toque de elegancia a sus prendas.

En “Nativa”, su última colección, Spitz hace un homenaje al oso de anteojos y le da con ello relevancia a la biodiversidad del país, que le sirvió para plasmar en sus piezas diferentes formas de la riqueza de flora y fauna.

Asimismo, “Bendita Seas”, de Viviana Alba, se enfocará en la nostalgia para ofrecer un show en el que fusionará la vanguardia con la onda retro, así como las texturas, estampados y colores para generar diseños atemporales.

De hecho, en su muestra “Nuestra Jeringonza” se podrán apreciar vestidos, abrigos, faldas y blusas con palabras “muy colombianas”, tales como “morronga”, “cuchita” y “filipichina”.

Del Bogotá Fashion Week hicieron parte también esta semana los españoles Iñaki y Aitor Muñoz, creadores de Ailanto y quienes oficiaron como invitados internacionales.

Asimismo participaron los colombianos Adriana Santacruz, el colectivo Hebrante y Pessoa, Andrea Castro, Saha Swimwear, Barceloneta Swimwear, Isabel Henao, Lina Cantillo, Pamela Duque, Carolina Estefan, Lorena Cuevas y Paola Tarazona, entre otros. EFE