martes, octubre 20, 2020
Inicio > Noticias > Bolivia acoge en un campamento a sus primeros repatriados desde Chile

Bolivia acoge en un campamento a sus primeros repatriados desde Chile

La Paz, 4 abr (EFE).- Los primeros bolivianos de un grupo de unas 480 personas repatriadas desde Chile ingresaron este sábado a Bolivia para cumplir la cuarentena por el coronavirus SARS-CoV-2, causante de la enfermedad del COVID-19, en un campamento montado en una localidad fronteriza.

Los ciudadanos llegaron en autobuses hasta el puesto fronterizo, donde les tomaron sus datos y fueron sometidos a protocolos sanitarios antes de ingresar al país, para luego continuar el viaje hasta el campamento “Tata Santiago”, en la localidad fronteriza de Pisiga, en la región andina de Oruro.

El campamento albergará a 480 bolivianos que buscaban retornar desde Chile y que no habían podido hacerlo hasta el momento por el cierre de fronteras que rige en Bolivia dentro de la cuarentena por el COVID-19.

La instalación se logró mediante gestiones conjuntas de varios ministerios bolivianos, la Dirección de Migración, las autoridades locales de Pisiga y Oruro, las Fuerzas Armadas, con el apoyo del sistema de Naciones Unidas en Bolivia, la Organización Internacional para las Migraciones y el Consorcio de Ayuda Humanitaria.

“La condición para estos 480 bolivianos que vienen es que todos sin excepción entran acá y permanecen los 14 días”, dijo al canal estatal Bolivia Tv el ministro interino de Defensa, Luis Fernando López, quien se encuentra en Pisiga.

Una vez cumplidos los catorce días y si no presentan síntomas del COVID-19, estas personas podrán retornar a sus lugares de origen en Bolivia.

Según López, el campamento cuenta con “las condiciones óptimas” para acoger a estas personas, con agua potable, servicios sanitarios y alimento, y ha sido instalado en un lugar donde estarán protegidos “de las inclemencias del tiempo en este lugar”.

Pisiga es una localidad situada en pleno Altiplano orureño, a poco más de 230 kilómetros de la capital departamental y a una altitud superior a los 3.600 metros sobre el nivel del mar.

El campamento estará a cargo de bolivianos “con experiencia a nivel internacional”, mientras que las Fuerzas Armadas proveerán la seguridad en el perímetro del sitio, indicó López a Bolivia TV.

El Gobierno interino de Bolivia había descartado inicialmente el ingreso desde Chile de estas personas alegando que no existían condiciones para que cumplan la cuarentena, ante lo cual surgieron voces, sobre todo en el ámbito político, que reclamaron que se les permita entrar por razones humanitarias.

La llegada al país de bolivianos desde naciones vecinas antes del cierre estricto de fronteras generó protestas en un centro de cuarentena, de vecinos temerosos de contagios por COVID-19, a la vez que se denunció que algunas personas habían escapado de estos centros.

Bolivia, que reporta 139 casos confirmados de la enfermedad y diez fallecidos, se encuentra en estado de emergencia sanitaria, con medidas como una cuarentena que restringe las salidas de casa, el cierre de fronteras y del espacio aéreo, salvo excepciones por motivos como los humanitarios. EFE

%d bloggers like this: