Bolsonaro conversó con Bolton sobre medidas frente a la crisis en Venezuela

Río de Janeiro, 29 nov (EFE).- El presidente electo de Brasil, Jair Bolsonaro, afirmó hoy que en la conversación que tuvo este jueves con el asesor de Seguridad Nacional de EE.UU., John Bolton, discutió sobre medidas para hacer frente a la crisis en Venezuela, que se abstuvo de mencionar.

“Tenemos que buscar soluciones para Venezuela. Hay que tomar medidas”, afirmó el líder ultraderechista en declaraciones que concedió a la prensa tras su encuentro con el importante consejero del presidente de Estados Unidos, Donald Trump.

“Haremos lo posible por (resolver la crisis por) las vías legales y pacíficas porque sentimos el reflejo de la dictadura instalada en Venezuela”, agregó el presidente electo de Brasil al referirse a la fuga hacia las naciones vecinas de millones de venezolanos que huyen de la crisis política, económica y social de su país.

Bolsonaro afirmó que coincidió con Bolton en que los 80.000 cubanos instalados en Venezuela “son un agravante”.

“Nuestra diplomacia va a actuar en Venezuela”, afirmó.

El ultraderechista agregó que también conversó con Bolton sobre Cuba, el “asunto armamentista”, geopolítica y asuntos internos que interesan a uno u otro país.

“Fue una gran aproximación y otro paso que dimos hacia EE.UU. y que EE.UU. dio hacia nosotros. Pretendemos profundizar esas conversaciones para que den, entre otros, frutos económicos”, aseguró.

El líder ultraderechista dijo que existe una posibilidad de que Trump acuda a su investidura, el 1 de enero próximo, pese a tratarse de una fecha difícil, y que quedaría muy honrado decide hacerlo.

Agregó que aceptará la invitación que recibió de Trump este jueves por intermedio del consejero de Seguridad Nacional para visitar Estados Unidos y que estudia hacerlo en los primeros meses del próximo año.

“Pretendo en un primer momento hacer un viaje corto a países de Sudamérica, incluyendo Paraguay, Argentina y Chile, pero el siguiente viaje sería a Estados Unidos, dependiendo de mis condiciones de salud, ya que tengo que operarme en enero”, para revertir la colostomía a que fue sometido tras haber sido apuñalado en septiembre pasado, dijo.

Bolsonaro aseguró que aprovechó la reunión en Río de Janeiro para transmitirle a Bolton la preocupación de Brasil con barreras no arancelarias que dificultan el intercambio entre ambos países, ya que la intención es que su Gobierno pueda promover el comercio con todo el mundo pero sin perjudicar la economía brasileña.

El presidente negó que hubiese discutido con Bolton asuntos sobre la lucha contra el terrorismo pero dijo que sí abordó el posible traslado de la embajada de Brasil en Israel a Jerusalén, como ya lo hizo Estados Unidos, aunque no fue tan contundente sobre este asunto como en declaraciones anteriores.

“Conversamos también sobre ese asunto, como lo hice el miércoles con el embajador de Israel en Brasil. Esa posibilidad existe. En Jerusalén hay dos áreas, una de las cuales no está en litigio y fue la escogida por Estados Unidos para instalar su embajada”, afirmó.

Sobre la decisión del Gobierno brasileño de retirar la oferta para ser sede de la Cumbre del Clima de 2019 (COP 25), Bolsonaro afirmó que fue en respuesta a una petición suya, ya que no le interesa tal encuentro.

“Nuestra diplomacia actuó contra la COP 25 porque no es de nuestro interés y porque lo que está en juego es nuestra soberanía: a cambio del acuerdo de clima (de París), que aceptamos por ser favorables a la preservación del medio ambiente, quieren entregar gran parte de la Amazonía a la administración externa”, dijo. EFE