Bolsonaro defiende unión en encuentro con jefes de Parlamento y Corte Suprema

Brasilia, 16 mar (EFE).- El presidente brasileño, el ultraderechista Jair Bolsonaro, defendió hoy la unión entre los poderes en pro del desarrollo del país, en un encuentro informal en el que departió con los jefes del Parlamento y de la Corte Suprema.

En la cita, una parrillada totalmente informal organizada por el presidente de la Cámara de Diputados, Rodrigo Maia, participaron el jefe del Estado junto con 15 de sus 22 ministros, así como los presidentes del Senado, David Alcolumbre y de la Corte Suprema, José Antonio Dias Toffoli.

El líder de la ultraderecha en Brasil aprovechó la reunión para defender la unión de los poderes precisamente en el momento en que el Congreso comienza a debatir su principal proyecto, la reforma al régimen de pensiones, en medio de pujas entre líderes del Congreso y de la Corte Suprema.

Tal ambiente fue agravado por la decisión del mandatario de reproducir en sus redes sociales un vídeo en que uno de sus hijos, el diputado Eduardo Bolsonaro, critica una reciente decisión del Congreso y que supuestamente amenaza la lucha contra la corrupción en Brasil.

Las divergencias que amenazan las relaciones entre los poderes pueden impedir que el jefe de Estado consiga los votos necesarios en el Congreso para sacar adelante la reforma de las jubilaciones, su principal iniciativa y considerada esencial para sanear las cuentas públicas brasileñas e impulsar el crecimiento económico.

“Bolsonaro se refirió a la importancia de la unión de todos los Poderes para que Brasil pueda seguir el camino del desarrollo”, aseguró el ministro de la Secretaría de Gobierno, el general de la reserva Carlos Alberto Santos Cruz, en declaraciones que concedió a periodistas a la salida del encuentro.

“Estas ocasiones sirven para aproximar a las personas y facilitan todo. Esto genera un ambiente muy bueno, de confianza mutua entre los poderes. Es ese el objetivo. No había una agenda de trabajo”, aseguró el ministro.

Maia, anfitrión del encuentro en la residencia oficial del presidente del Congreso, afirmó que la intención de su iniciativa fue mejorar el diálogo para favorecer la gobernabilidad.

“Las relaciones siempre fueron buenas. Lo que estamos intentando es que los poderes puedan dialogar mejor y acordar una relación de gobernabilidad para Brasil, porque, en los sistemas democráticos, todos gobiernan juntos”, afirmó el líder del partido derechista Demócratas.

Según Maia, Brasil tiene un gran desafío que es la superación de una grave crisis económica y política, y ello sólo es posible mediante el diálogo entre los poderes.

“Muchas veces la Corte Suprema puede tomar una decisión que personalmente no me agrada, pero eso no significa que no voy a respetar de forma contundente una decisión del pleno del Supremo”, aseguró el presidente de la Cámara Baja sobre las divergencias entre Congreso y Justicia.

Maia dijo que el Gobierno tan sólo está comenzando las negociaciones para alcanzar apoyo mayoritario en el Congreso pero que cree que lo logrará en unas tres semanas, por lo que considera que la reforma al régimen de jubilaciones podrá ser aprobada por el pleno de la Cámara en mayo próximo.

El ministro de la Presidencia, Onyx Lorenzoni, afirmó que, tras la reunión de este sábado, Bolsonaro iniciará el domingo una visita oficial de tres días a Estados Unidos “reforzado” por su diálogo con los otros poderes. EFE