Inicio > Noticias > Internacional > Bolsonaro dice que Fuerzas Armadas no aceptan “tentativas” de toma del poder

Bolsonaro dice que Fuerzas Armadas no aceptan “tentativas” de toma del poder

Brasilia, 13 jun (EFE).- El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, afirmó que las Fuerzas Armadas “no cumplen órdenes absurdas” como “la toma del poder”, ni tampoco aceptan que otro poder de la República lo intente basado en “juicios políticos” o “contra la ley”.

“Las Fuerzas Armadas de Brasil no cumplen órdenes absurdas, como por ejemplo, la toma del poder. Tampoco aceptan tentativas de toma del poder por parte de otro poder de la República, contrario a la ley, o por cuenta de juicios políticos”, señaló el gobernante en una nota oficial.

El mandatario reaccionó así a una medida cautelar de un juez de la Corte Suprema de Brasil promulgada en la víspera en la que aclaró que las Fuerzas Armadas no tienen “poder moderador” entre el Ejecutivo, el Legislativo y el Judiciario.

Bolsonaro recordó en el comunicado, que también firmaron el vicepresidente, Hamilton Mourao, y el ministro de Defensa, Fernando Azevedo, que los militares “están bajo la autoridad suprema del presidente”, de acuerdo con el artículo 142 de la Constitución.

El alcance de ese artículo está siendo motivo de debate en Brasil y por ello el Partido Democrático Laborista (PDT) pidió al Supremo que se pronunciara al respecto.

Bolsonaro, en el poder desde el 1 de enero de 2019, es capitán de la reserva del Ejército y un nostálgico de la dictadura militar que imperó en Brasil entre 1964 y 1985, mientras que Mourao y Azevedo tienen rango de general, aunque el vicepresidente ya está retirado.

Alrededor de un tercio de los ministros del Gobierno de Bolsonaro son militares.

El jefe de Estado subrayó que las fuerzas castrenses tienen como misión “la defensa de la patria, la garantía de los poderes constitucionales y, por iniciativa de cualquiera de estos, de la ley y el orden”.

Bolsonaro declaró que la cautelar del Supremo “reconoce el papel y la historia de las Fuerzas Armadas, siempre al lado de la democracia y de la Libertad”.

La decisión del magistrado Luiz Fux determinó que, pese a que la ley cita que el presidente tiene “autoridad suprema” sobre las FF.AA., esa prerrogativa “no se sobrepone a la separación y a la armonía entre los poderes”, y destacó que “ninguna autoridad está por encima de las demás o fuera del alcance de la Constitución”.

El presidente brasileño mantiene un pulso con el Congreso y el Supremo, que han derribado o matizado algunas de sus más polémicas medidas, como la liberación de armas para la población civil.

Esa disputa política ha llegado a las calles a través protestas promovidas por los seguidores del líder ultraderechista en las que se pide el “cierre” del Parlamento y del Supremo y hasta se ven carteles pidiendo una “intervención militar”.

A varias de esas manifestaciones, que la oposición tilda de “antidemocráticas”, acudió Bolsonaro para saludar a sus partidarios, una actitud que ha sido fuertemente criticado por líderes políticos de diferentes espectros ideológicos y representantes del judiciario. EFE