Bolsonaro dice que le propondrá a Japón explotación conjunta de la Amazonía

Río de Janeiro, 20 jun (EFE).- El presidente brasileño, Jair Bolsonaro, dijo este jueves que aprovechará la visita que realizará la próxima semana a Japón para participar en la Cumbre del G-20 para proponerle al Gobierno nipón un proyecto que permita a ambos países explotar conjuntamente la biodiversidad de la Amazonía.

“Viajaremos en la noche del martes a Japón para la reunión del G-20 y tendré una reunión paralela con el primer ministro japonés en la que le propondré un acuerdo para que podamos, en asociación, explotar la biodiversidad de la región amazónica”, afirmó el gobernante en una transmisión al vivo por Facebook.

El líder ultraderechista, un capitán de la reserva del Ejército, es un defensor de que Brasil aproveche la rica biodiversidad de la Amazonía para favorecer a la población que vive en la región.

Bolsonaro aclaró que eso no significa que esté proponiendo la destrucción de la Amazonía, el mayor pulmón vegetal del mundo.

“Nadie quiere destruir la Amazonía”, afirmó el gobernante, pese a que varias de las iniciativas ambientales que anunció desde que asumió su mandato, el 1 de enero pasado, dificultan los proyectos de preservación de la floresta de Brasil.

El jefe de Estado reiteró en su transmisión por Facebook la vieja denuncia de los militares nacionalistas brasileños en el sentido de que las acusaciones de que Brasil no cuida de la mayor selva tropical del mundo proceden de naciones interesadas en apoderarse de sus riquezas.

“Eso de que Brasil está destruyendo la Amazonía es una propaganda contra nosotros de grupos extranjeros y de algunos traidores brasileños que quieren que la Amazonía sea internacionalizada”, afirmó.

“Pero pueden estar seguros de que, mientras yo sea presidente, eso no ocurrirá”, agregó.

Bolsonaro ya había mencionado la posibilidad de que Brasil se asocie a países más desarrollados tecnológicamente para explotar la biodiversidad de la Amazonía en el viaje que hizo a Israel en abril pasado.

“Tenemos un mar de biodiversidad y estoy dispuesto a firmar asociaciones y acuerdos para explotarlo. Creo, con todo el respeto a Australia y otros países, que ninguno tiene tanta biodiversidad como Brasil. Estamos a disposición en esa área para nuevos descubrimientos”, afirmó.

Pese a insistir en que Brasil protege la Amazonía, las organizaciones ambientalistas que actúan en el país aseguran que varias de las iniciativas del líder ultraderechista facilitan la tala de los bosques.

Según datos de tales organizaciones, el promedio de área devastada en la Amazonía saltó desde 10 hectáreas por hora en mayo de 2018 hasta 19 hectáreas por hora en el mismo mes de este año.

Según datos oficiales, la deforestación en los últimos nueve meses, desde agosto de 2018 hasta abril de 2019, se extendió a 15.000 hectáreas, con lo que amenaza romper un récord en el primer año de Gobierno de Bolsonaro.

De acuerdo con las organizaciones ambientalistas, la tala aumentó tras la decisión del nuevo presidente de flexibilizar la fiscalización ambiental y de extinguir algunos organismos ambientales. EFE