Bolsonaro siguió creciendo en los sondeos en vísperas de elecciones en Brasil

LaPatilla.com

Río de Janeiro, 6 oct (EFE).- El ultraderechista Jair Bolsonaro, que lidera la intención de voto para las elecciones presidenciales de este domingo en Brasil, siguió creciendo en los sondeos y abrió una distancia de 14 puntos frente al socialista Fernando Haddad, su principal rival, según dos encuestas divulgadas hoy.

Los sondeos, de las firmas Datafolha e Ibope, las mas importantes del país, señalan que Bolsonaro tiene en la víspera de las elecciones una intención de voto del 36 %, mientras que Haddad, el sucesor del expresidente Luiz Inácio Lula da Silva en la disputa electoral, se estancó en el 22 %.

Para el Instituto Ibope, el respaldo al ultraderechista creció 4 puntos desde una encuesta similar del miércoles, cuando tenía 32 %, mientras que el del candidato del Partido de los Trabajadores (PT) cayó un punto en el mismo período, desde el 23 %.

Para Datafolha, en cambio, la intención de voto en favor de Bolsonaro sólo creció un punto frente a la de la encuesta que divulgó el jueves, cuando el polémico diputado tenía el 35 %, y la de Haddad se mantuvo estable en el 22 %.

De acuerdo con las dos encuestas, los dos líderes abrieron una amplia ventaja sobre los otros candidatos, ya que como tercer favorito permanece el laborista Ciro Gomes, que tiene 13 % en la encuesta de Datafolha y 11 % en la de Ibope.

Les siguen Geraldo Alckmin, el candidato del Partido de la Social Democracia Brasileña (PSDB), con el 7 % en ambos sondeos, y la líder ecologista Marina Silva, con el 3 %.

De acuerdo con las dos encuestadoras, Bolsonaro tiene entre el 40 % y el 41 % de los votos válidos, es decir cuando son descontados del total los votos en blanco y los nulos.

La legislación electoral brasileña descarta los votos en blanco y los nulos y prevé una segunda vuelta entre los dos candidatos con mayor número de votos válidos, prevista para el 28 de octubre, en caso de que ninguno consiga más de la mitad de los sufragios.

Es decir que, según ambas firmas, Bolsonaro aún necesitaría crecer diez puntos para garantizar su elección como jefe de Estado el domingo sin necesidad de disputar una segunda vuelta.

Con esos cálculos, el ultraderechista, polémico por su defensa de la dictadura militar y sus declaraciones machistas, racistas, homófobas y xenófobas, lanzó el viernes una campaña en las redes sociales pidiendo el “voto útil” de los electores de candidatos sin posibilidades en los sondeos para poder terminar el pleito sin necesidad de segunda vuelta.

Teniendo en cuanta tan sólo los votos válidos, Bolsonaro tiene el 41 % según Ibope y 40 % de acuerdo con Datafolha, mientras que Haddad tiene 25 %, Ciro Gomes entre 13 % y 15 %; Alckmin 8 % y Marina Silva 3 %.

De acuerdo con las simulaciones de una posible segunda vuelta, Bolsonaro tiene una ligera ventaja sobre Haddad, aunque ambos candidatos están técnicamente empatados por el margen de error.

Mientras que para Datafolha, Bolsonaro obtendría el 45 % de los votos en la segunda vuelta y Haddad el 43 %, para Ibope el ultraderechista alcanzaría el 45 % y el socialista el 41 %.

Los dos sondeos coinciden en que el único candidato capaz de derrotar a Bolsonaro en una eventual segunda vuelta es Ciro Gomes, quien se impondría con 47 % al 43 % de su rival, según Datafolha, y con 45 % contra 41 %, de acuerdo con Ibope.

Así como lideran la intención de voto, Bolsonaro y Haddad también encabezan los índices de rechazo, cuando los electores dicen que no votarían por el candidato en ninguna hipótesis, lo que deja claro el grado de polarización de las elecciones.

El índice de rechazo de Bolsonaro es de entre 43 % y 44 % y el de Haddad de entre 36 % y 41 %.

Datafolha encuestó a 19.552 electores entre el jueves y este sábado e Ibope a 3.010 entre el lunes y el martes. Ambos sondeos tienen un margen de error de dos puntos porcentuales. EFE