Inicio > Noticias > Internacional > Borrell dice que es prudente ante examen en Eurocámara para jefe diplomacia

Borrell dice que es prudente ante examen en Eurocámara para jefe diplomacia

Bruselas, 15 jul (EFE).- El ministro español de Exteriores y Cooperación en funciones, Josep Borrell, dijo este lunes ser “prudente” frente al examen que deberá superar en el Parlamento Europeo para ser confirmado en el cargo de alto representante de la Unión Europea para la Política Exterior desde el 1 de noviembre.

“Soy prudente, consciente de que el Consejo (Europeo) ha hecho una propuesta y que el Parlamento la tiene que aprobar”, indicó Borrell en una rueda de prensa durante un Consejo de Ministros de Exteriores de la UE, en el que la actual jefa de la diplomacia comunitaria, la italiana Federica Mogherini, le dio la bienvenida tras haber sido nominado por los líderes para sucederla.

“Hasta que no pase o no tenga la aprobación de los parlamentarios, dejaré bien claro que no estoy ni hablando ni actuando como lo que todavía no soy”, agregó el ministro español.

Borrell destacó asimismo que el apoyo de dos tercios de la Comisión de Asuntos Exteriores de la Eurocámara que le examinará en una audiencia en otoño supone “una dificultad mayor que la mitad mas uno” del pleno del Parlamento Europeo que bastará mañana a la ministra alemana de Defensa, Ursula von der Leyen, para ser ratificada al frente de la Comisión Europea.

“Haré todo el esfuerzo posible para conseguir esos dos tercios, claro”, puntualizó.

En todo caso, Borrell consideró que aún hay por delante “dos citas muy importantes que no me afectan directamente pero que son trascendentales”.

Una de ellas es el voto de mañana para confirmar a la conservadora Von der Leyen como presidenta del Ejecutivo comunitario.

“Espero que salga bien. Pero todo el mundo comparte cierta inquietud”, comentó.

Borrell aludió también al primer intento de investidura de Pedro Sánchez como presidente del Gobierno en España, “sobre el cual también hay algunos interrogantes”.

De cara a su audiencia en el Parlamento Europeo prevista para después del verano, Borrell aseguró que procurará prepararla “adecuadamente”, aunque reconoció que “es verdad que nunca se está al gusto de todos”.

Además de las diferencias entre partidos políticos, aludió a los variados puntos de vista en asuntos como Oriente Medio, Israel, Palestina, Venezuela o Kosovo, “otro tema que puede ser objeto de cierta polémica, habida cuenta de la posición de España”, que al igual que otros Estados miembros no reconoce a la antigua provincia serbia como país independiente.

Borrell abogó por “encontrar un punto donde uno no falsee su pensamiento y, al mismo tiempo, consiga que haya una mayoría que lo comparta”, lo cual admitió que “no es fácil”. EFE