Inicio > Noticias > Internacional > Brasil perdió el 7,6 por ciento de sus bosques en lo que va de este siglo

Brasil perdió el 7,6 por ciento de sus bosques en lo que va de este siglo

Río de Janeiro, 26 feb (EFE).- Brasil ha perdido el 7,6 % de las áreas cubiertas por vegetación forestal en lo que va de este siglo como consecuencia de la deforestación y del avance de las áreas destinadas a la agricultura y la ganadería, según un informe divulgado este jueves por el Gobierno.

Mientras que en 2000 el territorio brasileño cubierto por selvas y bosques se extendía por 4,017 millones de kilómetros cuadrados, en 2018 había caído a 3,712 millones de kilómetros cuadrados, según el estudio que el Instituto Brasileño de Geografía y Estadísticas (IBGE) elaboró mediante el análisis de imágenes de satélite.

En 18 años fueron destruidos 305.457 kilómetros cuadrados de bosques en Brasil, área equivalente a la de países como Polonia (312 685 kilómetros cuadrados) o Italia (301.340 kilómetros cuadrados).

El Monitoramiento de la Cobertura y Uso de la Tierra de Brasil mostró que mientras que al comienzo del siglo la vegetación forestal se extendía por el 47,17 % del total de 8,515 millones de kilómetros cuadrados del territorio brasileño, en 2018 ese porcentaje había bajado al 43,59 %.

De acuerdo con el estudio, la tasa de deforestación de la llamada vegetación campestre fue mayor en el período, del 10,08 %.

El área cubierta por la vegetación típica de ecosistemas como el Cerrado (sabana brasileña), la Pampa y la Caatinga (la región agreste del nordeste del país) cayó desde 1,834 millones de kilómetros cuadrados en 2000 hasta 1,649 millones de kilómetros cuadrados en 2018.

En contrapartida, el área dedicada a cultivos y pastizales para la cría de ganado creció significativamente en Brasil, país que se ha convertido en uno de los mayores abastecedores de alimentos del mundo y en el mayor productor mundial de carnes.

El área destinada a cultivos agrícolas saltó en un 44,84 %, desde 458.975 kilómetros cuadrados en 2000 hasta 664.784 kilómetros cuadrados en 2018.

El territorio destinado a nuevos cultivos en 18 años, de 205.809 kilómetros cuadrados, equivale al de un país como Bielorrusia (207.600 kilómetros cuadrados).

Y la destinada a pastos para la cría de ganado aumentó en un 27,11 %, desde 885.186 kilómetros cuadrados en 2000 hasta 1,125 millones de kilómetros cuadrados en 2018. Fueron 240.008 kilómetros cuadrados de nuevas áreas destinadas a la pecuaria en 18 años.

Según el IBGE, las nuevas tierras para la pecuaria crecieron en el período, principalmente en el límite este de la Amazonía.

El área que Brasil dedica actualmente a la agricultura y la ganadería (1.789.978 kilómetros cuadrados) corresponde al 21 % del territorio nacional.

El investigador Fernando Peres, uno de los analistas del IBGE responsables por el estudio, explicó que los deforestadores y madereros inicialmente destruyen las áreas boscosas para convertirlas en pastizales para el ganado, pero gran parte de las áreas ganaderas son convertidas posteriormente en áreas de cultivo.

Mientras que entre 2000 y 2012 cerca del 20 % de las nuevas áreas agrícolas procedieron de la adaptación de los pastizales y 53 % de la deforestación de vegetación nativa tanto en la Amazonía como en el Cerrado, a partir de 2012 el 53 % de las nuevas áreas para cultivos derivó de la adaptación de las tierras para ganadería y el 26 % de la deforestación.

“La dinámica de la ocupación, tanto de las áreas forestales como del Cerrado, sigue una secuencia. Primero se produce la retirada de la vegetación nativa y su sustitución por pastizales y, después de algunos años, por cultivos agrícolas”, dijo.

Esa dinámica no se interrumpió en los últimos años pese a los esfuerzos de Brasil por reducir la deforestación, por lo menos hasta 2018.

“Entre 2016 y 2018, cerca del 1 % del territorio brasileño sufrió algún cambio en la cobertura y uso de la tierra. De forma general prosiguió la sustitución de áreas de vegetación natural por áreas antrópicas, es decir un avance de la acción del hombre sobre la naturaleza”, afirma el estudio del IBGE.

“Además, se observó en los últimos años que esa ocupación viene dando más prioridad a la agricultura que a la pecuaria”, agrega el informe. EFE

%d bloggers like this: