Inicio > Noticias > Internacional > Brasil pide a India suministro continuo de insumos para lucha contra COVID-19

Brasil pide a India suministro continuo de insumos para lucha contra COVID-19

Río de Janeiro, 4 abr (EFE).- El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, pidió este sábado al Primer Ministro de la India, Narendra Modi, apoyo para que durante la crisis causada por la pandemia del coronavirus su gobierno mantenga la continuidad en el suministro de insumos para la producción de hidroxicloroquina.

Indicado para el tratamiento y la prevención de la malaria y otras enfermedades, como el lupus, la hidroxicloroquina se ha probado en pacientes con la COVID-19 en varios países, aunque aún se encuentra en fase experimental.

“Este sábado, en contacto con el Primer Ministro de India, Narendra Modi, solicité apoyo en la continuidad del suministro de insumos farmacéuticos para la producción de hidroxicloroquina”, aseguró Bolsonaro en un mensaje publicado en las redes sociales tras una teleconferencia con el mandatario Indio.

“Brasil e India seguirán siendo grandes socios después de la crisis del coronavirus, y no escatimaremos esfuerzos en la lucha para salvar vidas”, agregó.

India es considerado uno de los más importantes productores de suministros de medicamentos del mundo, pero ha restringido la exportación de ingredientes farmacéuticos por la pandemia del coronavirus SARS-CoV-2. Entre los países afectados está Brasil.

La hidroxicloroquina es un derivado de la cloroquina, una medicina usada para tratar malaria, artritis y lupus, que según estudios realizados en Estados Unidos, China y Francia es prometedora para contrarrestar los efectos del COVID-19.

Aunque aún no hay comprobación científica de que sirva para atenuar los problemas de salud provocados por el coronavirus, Bolsonaro ordenó hace dos semanas al Ejército aumentar su fabricación.

La cloroquina es producida ampliamente en Brasil en diferentes laboratorios particulares y también en el del Ejército y en las plantas de la estatal Fundación Oswaldo Cruz (Fiocruz).

Tras conocerse su posible eficacia contra el coronavirus, los brasileños abarrotaron las farmacias para hacerse del medicamento que tuvo que ser restringido por las autoridades que solo permiten su venta con receta médica debido a que quienes la necesitan están enfrentando dificultades para conseguirla.

La semana pasada, la potencia sudamericana redujo a cero el impuesto de importación aplicado a la cloroquina, a la hidroxicloroquina, y a la azitromicina.

Este sábado, Bolsonaro confirmó por las redes sociales la reducción, también a cero, del arancel para el zinc y la vitamina D, también utilizados para combatir el COVID-19.

De acuerdo con el último reporte del Ministerio de Salud, la cifra de fallecidos por el COVID-19 en Brasil se situaba en 359 y la de casos confirmados ascendía a 9.056.

No obstante, el mapa mundial que rastrea la evolución en tiempo real de la pandemia, elaborado digitalmente por la Universidad de Johns Hopkins, muestra que los contagios en el gigante suramericano han ascendido a 9.391 y el número de fallecimientos a 376. EFE