Inicio > Noticias > Internacional > Brasil solo consigue adjudicar dos de cuatro bloques ofrecidos en megasubasta

Brasil solo consigue adjudicar dos de cuatro bloques ofrecidos en megasubasta

Río de Janeiro, 6 nov (EFE).- Brasil recaudó 70.000 millones de reales (unos 17.500 millones de dólares) en la subasta petrolera de este miércoles, en la que solo logró adjudicar dos de cuatro bloques en oferta y ambos a Petrobras, que en uno de ellos se presentó asociada a las corporaciones chinas CNODC y CNOOC.

En la mayor subasta petrolera realizada en la historia de Brasil, el gigante suramericano no obtuvo la recaudación de 106.500 millones de reales (unos 26.625 millones de dólares) que preveía el Gobierno, ya que por dos las áreas (Atapú y Sepia) no hubo oferentes.

La gran ganadora de la jornada fue la estatal brasileña Petrobras, que en consorcio con las compañías chinas obtuvo el área de Búzios, la más apetecida de la puja, así como también el bloque de Itapú, en ese caso como único oferente.

En el consorcio que se presentó por el área de Búzios, Petrobras tiene un 90 % de participación, mientras que las chinas CNODC y la CNOOC detentan cada una un 5 %.

El consorcio brasilero-chino fue el único que presentó ofertas por ese bloque, por el que se comprometió a pagar 68.194 millones de reales (unos 17.134 millones de dólares) tan solo por la licencia y a entregarle al Estado una participación en sus ganancias del 23,24 %, que era el mínimo exigido por la Agencia Nacional de Petróleo (ANP, regulador).

Búzios, ubicada en la cuenca de Santos, es la segunda área más productiva de los campos brasileños del presal, un horizonte de explotación que Brasil descubrió en aguas muy profundas por debajo de una capa de sal de dos kilómetros de espesor y que pueden ubicar al país como el quinto mayor exportador mundial hidrocarburos.

Con 54 pozos ya perforados, es el único de los cuatro bloques subastados este miércoles que se encuentra actualmente productivo, y con un rendimiento de 424.000 barriles diarios de petróleo.

Para el área de Itapú, Petrobras fue el único oferente y se comprometió a pagar 1.766 millones de reales (unos 441,5 millones de dólares), solo por la adjudicación de la licencia y a entregarle al Estado brasileño una participación en sus ganancias del 18,15 %, que también era el mínimo exigido por el ente regulador.

A diferencia de Búzios, Itapú tiene ya tres pozos perforados pero no está en producción.

Con base en los derechos de preferencia que le otorga la ley, Petrobras será el operador de ambos campos, con lo que la estatal será la responsable de la conducción y ejecución de todas las actividades que se desarrollen en esas áreas del presal.

Pese a que 14 multinacionales del sector se inscribieron para el concurso, solo siete terminaron participando en la subasta.

Además de Petrobras, participaron la estadounidense Exxon Mobil, la noruega Equinor, las corporaciones chinas CNODC y CNOOC, la portuguesa Petrogral y la colombiana Ecopetrol, pero sólo la brasileña hizo ofertas

Según la ANP, las cuatro áreas ofrecidas en la subasta pueden llegar a producir conjuntamente 1,2 millones de barriles diarios de petróleo y generar, tan solo en regalías, 52.500 millones de reales (unos 13.125 millones de dólares) anuales a partir de 2024. EFE

%d bloggers like this: