domingo, septiembre 27, 2020
Inicio > Noticias > Internacional > Brasil suma 1.254 muertes y 45.305 casos en el día del positivo de Bolsonaro

Brasil suma 1.254 muertes y 45.305 casos en el día del positivo de Bolsonaro

Brasilia, 7 jul (EFE).- Brasil registró este martes 1.254 nuevas muertes por la COVID-19 y otros 45.305 contagios el mismo día en el que el presidente ultraderechista Jair Bolsonaro anunció su positivo por la enfermedad tras presentar algunos síntomas, aunque aseguró sentirse “muy bien”.

El país, el segundo más castigado del mundo por la pandemia después de Estados Unidos, contabiliza un total de 66.741 fallecidos y llega ya a 1.668.589 contagiados, según el último boletín divulgado por el Ministerio de Salud.

La comunidad científica brasileña asegura, sin embargo, que las cifras de infectados son mucho mayores debido a la enorme subnotificación que existe en este país de 210 millones de personas.

Brasil, epicentro latinoamericano de la pandemia, presenta una tasa de mortalidad por el virus de 31,8 decesos por cada 100.000 habitantes.

Además, las autoridades sanitarias brasileñas investigan otros 4.146 óbitos en el país que pudieran estar relacionados con el SARS-CoV-2.

Entre los casos confirmados figura ahora Bolsonaro, quien este martes informó que dio positivo para la enfermedad, aunque afirmó que se está “sintiendo muy bien”.

“Estaba más o menos el domingo, mal el lunes y hoy martes estoy mucho mejor que el sábado. Entonces, con seguridad está funcionando”, dijo en un breve vídeo compartido en sus redes sociales en el que aparece tomando una nueva dosis de cloroquina.

“Sabemos que existen otros medicamentos que pueden ayudar a combatir el coronavirus, sabemos que ninguno está comprobado científicamente, pero (aquí) una persona más en la que funciona. Yo confío en la cloroquina, ¿y usted?”, añadió en alusión al antipalúdico, que defiende de forma vehemente para los pacientes con coronavirus.

Antes, en una rueda de prensa ante unos pocos medios de comunicación, el líder ultraderechista, que minusvalora la gravedad de la pandemia desde el inicio de la crisis y ha contrariado en multitud de ocasiones las recomendaciones sanitarias, confirmó que la prueba a la que se sometió el lunes dio positivo.

Pese a su contagio, Bolsonaro siguió con su discurso negacionista sobre la gravedad de la crisis e insistió en la necesidad de volver a la normalidad, lo que ya está ocurriendo en muchas ciudades del país.

“La vida continúa”, aseguró en su comparecencia en la que también reiteró que el coronavirus es “como la lluvia” y por tanto “mojará a muchos”.

Durante la emergencia, el presidente brasileño calificó la COVID-19 de “gripecita, ha acudido a manifestaciones a su favor y paseado varias veces por Brasilia, provocando aglomeraciones, porque, según defiende, su deber es “estar con el pueblo”.

El positivo del jefe de Estado ha obligado a su familia y a varios ministros a someterse a pruebas de diagnóstico, aunque hasta el momento no hay ningún nuevo contagio confirmado.

Mientras, el patógeno sigue su propagación por el país, que ha llegado ya al 94 % de los 5.570 municipios del país, y ahora con especial virulencia en las regiones oeste y sur.

No obstante, los estados más afectados continúan siendo Sao Paulo, el más populoso del país (332.708 casos confirmados y 16.475 muertes), Ceará (124.952 y 6.556) y Río de Janeiro (124.086 y 10.881).

El número de pacientes recuperados de la enfermedad se ubicó ahora en los 976.977, lo que supone el 58,6 % del total, según el Ministerio de Salud.

Los investigadores discrepan sobre cuándo se alcanzará el pico de la curva epidemiológica y los hay incluso que defienden que nunca llegará y que Brasil mantendrá un nivel medio de decesos y contagios durante un largo periodo de tiempo debido a la dimensión continental del país. EFE

%d bloggers like this: