jueves, septiembre 23, 2021
Inicio > Noticias > Local > Brote de Covid en la Famen

Brote de Covid en la Famen

  • En riesgo alumnos que asistían a exámenes presenciales

La Federación de Estudiantes Universitarios de Durango (FEUD) mostró su desaprobación a la exposición que están teniendo algunos alumnos de las facultades de la UJED, al ser obligados a tomar clases de forma presencial, situación que lamentablemente ya detonó en un brote de contagios en la Facultad de Medicina y Nutrición.

Trascendió que en la Famen se tenía un brote de contagios, los cuales estaban afectando tanto a personal administrativo y estudiantes, señalando que por las amenazas y posibles represalias no han dejado de asistir al plantel.

Por lo que el presidente de la FEUD, acompañado de algunas sociedades de alumnos de diferentes facultades, dio a conocer el posicionamiento ante esta situación que está poniendo en riesgo la salud y la vida no solo de los estudiantes y trabajadores, sino también de sus familias.

Giovani Rosso dijo que la postura de la Federación es la de no permitir que se regrese a clases presenciales, hasta que no se garantice que la pandemia está bajo control; “mientras las autoridades federales y estatales no ordenen el regreso a clases, no permitiremos que los estudiantes sean expuestos a posibles contagios y para prueba basta un botón”.

Recalcó que todas las carreras son importantes, además de que cada una tiene cierto grado de complejidad y limitación ante la pandemia que se vive, sin embargo no es razón para forzar a continuar como antes de que se presentara el primer caso de Covid en el país.

Señaló que existen presiones por parte de maestros y directivos de las instituciones para que los alumnos asistan a las aulas, amenazándolos que de no hacerlo las consecuencias se reflejarán en sus calificaciones.

De esta manera hizo tres peticiones para garantizar la seguridad de los estudiantes: 1) a los secretarios de Salud y Educación que intervengan en este problema y que aclaren si está o no permitido el regreso a clases presenciales; 2) de ser autorizado por las dependencias señaladas, vigilar que los maestros sean tolerantes y flexibles con los alumnos, tanto por los temas económicos como por la seguridad e integridad de su persona y de sus familias; 3) que se garanticen todas y cada una de las medidas de seguridad, como es el contar con jabón, agua, gel antibacterial y la sanitización de las instalaciones.

Dijo que el día de ayer tuvieron un acercamiento con el rector Rubén Solís para revisar esta situación y se le solicitó que los incluyan en la comisión de salud que están formando los directores en las diferentes facultades, para verificar la forma en la que se estarán manejando y los procesos que se implementarán, ya que no se ha tomado a ningún estudiante en cuenta para proteger los derechos de los demás alumnos

“No bajaremos la guardia y estaremos cuidando cada una de las decisiones, no nos oponemos a las clases si así lo decide la autoridad y los estudiantes deciden acudir por su propia voluntad, pero no permitiremos amenazas y que se siga exponiendo así a nuestros compañeros”, concluyó.

A %d blogueros les gusta esto: