Buenos Aires será sede de Cumbre de Cultura de Ciudades y Gobiernos Locales

Buenos Aires, 13 jul (EFE).- Buenos Aires será sede el próximo año de la tercera Cumbre de Cultura de Ciudades y Gobiernos Locales Unidos (CGLU), un evento presentado hoy y que se centrará en debatir acerca del lugar de la cultura en las agendas globales.

El encuentro se celebrará entre el 3 y el 5 de abril de 2019 y contará con la presencia de más de 500 delegados de alrededor de 100 ciudades, tras las anteriores ediciones que tuvieron lugar en Bilbao (España) en 2015 y en Jeju (Corea del Sur) en 2017.

Sus promotores expresaron su voluntad de que las jornadas sean un “espacio de debate y reflexión” que sirva para “poner de manifiesto las iniciativas que las ciudades están llevando a cabo a la hora de reconocer la cultura como necesidad en el desarrollo sostenible”.

Entrevistado por Efe, el ministro de Cultura de la ciudad de Buenos Aires, Enrique Avogadro, aseguró que la cumbre es una oportunidad para aprender de las experiencias en materia de gestión cultural pública de los representantes del resto de grandes urbes, y a su vez proyectar los logros y desafíos de la capital argentina.

“Es una oportunidad para un intercambio de conocimiento muy intenso con colegas de todo el planeta”, declaró.

Dentro de la agenda de la reunión, Avogadro hizo hincapié en las discusiones de cultura y género, un tema “muy presente”, cultura y desarrollo, la cultura independiente, de la que afirmó que Buenos Aires tiene un complejo “casi único en el mundo”, y en cultura y desarrollo, en particular la inclusión social.

El ministro porteño, que manifestó que acoger el evento es “un orgullo” para el sector cultural de la ciudad, destacó también “la avidez” de los habitantes de Buenos Aires por la cultura.

Por su parte, el responsable de al Comisión de Cultura de la CGLU, Jordi Pascual, contó a Efe que la cumbre de la institución tiene dos objetivos, el primero de ellos el de “reunir a las ciudades del mundo entero que están desarrollando los mejores programas culturales”.

Asimismo, el encuentro busca “influir en el sistema de Naciones Unidas, sobre todo a los Estados, de que no hay desarrollo sostenible sin que la cultura sea uno de sus pilares”.

Pascual puso de relieve el valor de la cultura como “eje de desarrollo”, y reivindicó que debe jugar un papel en debates globales como el espacio público, la inclusión social o el medio ambiente. EFE