Inicio > Noticias > Internacional > Cabot cree que su premiado trabajo conciencia a la gente contra la corrupción

Cabot cree que su premiado trabajo conciencia a la gente contra la corrupción

Foto de archivo

Buenos Aires, 31 ene (EFE).- El periodista argentino Diego Cabot reconoció a Efe que su trabajo “Los cuadernos de las coimas”, galardonado este jueves con el Premio Rey de España de Prensa, ha logrado concienciar a gran parte de la sociedad de que la corrupción “genera enormes efectos”, más allá del “dinero que no aparece”.

Por unanimidad, el jurado reconoció a Cabot y su equipo por un “trabajo de periodismo puro” que fue publicado en el diario La Nación el 1 de agosto pasado y “saca a la luz asuntos de enorme trascendencia y obliga a las autoridades a intervenir”.

“Sin duda, es un premio para mí muy valioso, el más valioso”, afirmó con emoción el galardonado a través del teléfono en Buenos Aires recién llegado de París -donde recibió la noticia- tras trece horas de vuelo que dejaron su teléfono móvil abarrotado de llamadas perdidas y mensajes de felicitación que atendió al aterrizar.

Según reconoce, la “calidad” del jurado, la mirada externa que adquiere su trabajo y “lo que significa competir con los mejores periodistas del mundo de habla hispana” son para él los puntales del galardón.

La investigación premiada comenzó hace un año, cuando una de sus fuentes le dio ocho cuadernos manuscritos por un chófer de uno de los funcionarios más importantes del Ministerio de Planificación Federal de Argentina, el más relevante en los Gobiernos de Néstor Kirchner (2003-2007) y Cristina Fernández (2007-2015).

Esas libretas contenían con detalle los movimientos que supuestamente ese conductor realizó durante 10 años para recolectar grandes sumas de dinero de poderosos empresarios para ser después entregadas a altos funcionarios, para favorecer los contratos de obras públicas.

“La corrupción explícita gran parte de la sociedad argentina no estaba dispuesta a verla y discutirla. No es verdad que Argentina toda la vida convivió con la corrupción al tope de su agenda”, asevera Cabot, quien hace 14 años que trabaja en La Nación, donde fue becario, redactor de Economía y actualmente prosecretario de redacción.

A su juicio, “hubo muchos momentos en los que la sociedad no reclamó transparencia”, algo que su investigación, que destapó un escándalo judicial por el que están procesados multitud de empresarios y exfuncionarios, entre ellos Cristina Fernández, ha cambiado.

“Me parece que ahora gran parte de la sociedad se ha dado cuenta de que este nivel de corrupción genera enormes efectos mucho más allá del dinero que no aparece”, como el hecho de que no se terminen las obras que están manchadas por las irregularidades.

Para Cabot, que primero se licenció en derecho y luego hizo posgrados en opinión pública y desarrollo directivo y un máster en periodismo, el escándalo de los sobornos también cambiará la relación entre empresarios y política.

No obstante, destacó los efectos que ya se ven en el abanico político, como por ejemplo, que el Senado deba debatir si despoja a Fernández de sus fueros que la protegen como legisladora, al pesar sobre ella una orden de detención.

“Ya si fuera por la Justicia estaría detenida”, enfatizó Cabot, quien insiste en que la investigación sigue su curso y los hechos “se siguen probando”, con varios de los imputados declarados colaboradores de la Justicia tras haber reconocido los hechos.

“Cristina en sus escritos (de defensa ante el juez) dice ‘yo no sabía’, no dice ‘esto no pasó'”, afirmó el galardonado, satisfecho de que la Justicia haya avanzado en los hechos que están plasmados en su trabajo.

El Premio Rey de España, cuyo jurado está encabezado por el presidente de EFE, Fernando Garea, y formado por periodistas de varias nacionalidades, puso de relieve la decisión de La Nación de “dejar de publicar para poner la investigación en manos de la Fiscalía”.

“Hicimos toda la investigación y mientras la Justicia la chequeaba no publicamos nada”, subraya el periodista, convencido de que lo que se ha valorado en mayor medida es el “muy grande” grado de “responsabilidad” con el que se ha manejado la información.

“El camino cuando haces periodismo serio es mucho más largo que el estridente. Hay momentos que las redes sociales potencian la estridencia”, valoró el autor de un trabajo que es “todo lo contrario, basado en el silencio y en el compromiso”.

Cabot remarcó que lo interesante es poder contar una historia y llevarla a la gente que está lejos.

“Si esta vez se premia la corrupción, que muchas veces es menos estridente que otras investigaciones que tienen más tramas humanas, es porque también en el medio hay una historia: personajes de carne y hueso que parecen por primera vez en la historia argentina y cuentan en primera persona cómo se corrompieron”, señaló.

Casado y con hijos, tiene claro que es a su familia a la que le dedica el galardón, por su apoyado y el tiempo que no les dedicó, así como a su diario, por toda la confianza que le ha otorgado. EFE