Cada tres días muere un mujer en Francia por violencia machista

francia-muerta

Foto: Jornada Online

París, 23 nov (EFE).- En 2015 fallecieron en Francia 122 mujeres víctimas de su pareja o expareja, una media de una cada tres días, informó hoy el ministerio de Familia, Infancia y los Derechos de la mujer, que intentará reducir esa cifra, similar a la de 2014, con un nuevo plan nacional de lucha contra la violencia de género.

El proyecto será implementado entre 2017 y 2019 para disminuir, también, la media anual de 223.000 mujeres que sufren violencia machista, y las 84.000 que cada año son víctimas de violación, tentativa de violación o agresión sexual en el país.

Se trata del quinto plan interministerial de este tipo, creado para poner coto a una violencia todavía “masiva” en el país, según el ministerio, y para el que el Ejecutivo ha aumentado el presupuesto hasta los 125 millones de euros, el doble de lo invertido en el último plan, de 2014 a 2016.

El texto, presentado hoy en el consejo de ministros, comporta 122 acciones, de las que una parte ya han sido puestas en marcha por otros ministerios.

Se contempla crear 2.000 plazas de acogida de urgencia, que se sumarán a las 1.550 ya creadas en los últimos dos años, lo que supone el 94 % del objetivo marcado para 2017.

Otro de los objetivos es fomentar que las víctimas denuncien, y poner a su disposición un servicio psicológico especializado y otro de inserción laboral mejor adaptado que el actual.

Además, se crearán de forma experimental “espacios de encuentro protegidos” y “medidas de seguimiento” para los 143.000 menores que viven en un hogar cuya madre es víctima de violencia de género.

Se dedicarán 100 nuevas viviendas de acogida para las víctimas de entre 18 y 25 años y, en medios rurales, habrá convenios de formación con asociaciones para las víctimas, a las que se les pagará los gastos de transporte.

La iniciativa incluye campañas de comunicación y sensibilización en las redes sociales, la primera lanzada hoy y que durará hasta el viernes, para acabar con el sexismo y los estereotipos “que constituyen el caldo de cultivo de la violencia perpetrada contra las mujeres”. EFE