Cada vez más latinos se acercan a la Iglesia católica en Georgia, EE.UU.

fieles-latinos-en-Gainsville-Georgia.-sipse.com_-660x330Atlanta (EE.UU.), 8 ene (EFE).- Los hispanos de Georgia (EE.UU.) acuden a la Iglesia católica cada vez en mayor número, un acercamiento que ha revitalizado a la institución, expresó en entrevista con Efe Luis Zarama, obispo auxiliar de Atlanta, capital del estado.


La creciente migración latina en Georgia y la celebración de tradiciones fuertemente arraigadas en esta comunidad serían algunas de las causas de este acercamiento, según el obispo auxiliar de la Arquidiócesis de Atlanta, el colombiano Luis Zarama.

“La avalancha fue grande después de los Juegos Olímpicos, una avalancha que de pronto nos tomó por sorpresa y de pronto hubo un poco de demora para poder responder con más prontitud a las necesidades de nuestros creyentes hispanos”, dijo a Efe el colombiano.

De acuerdo con el representante eclesiástico, el evento deportivo, que se celebró en Atlanta en 1996, marcó el punto de partida de una nueva y más cercana relación de la Iglesia católica con los hispanos que llegaron al estado atraídos por la oferta de empleos en el sector de la construcción.

“Hoy tenemos un 60 por ciento de parroquias que tienen actividades y misas en español para servir a nuestra gente y otras que no tienen actividades pero sí tienen los servicios de misa en este idioma”, explicó el obispo.

Entre los años 2000 y 2009, cuando la población hispana se duplicó en el estado de Georgia, el porcentaje de los feligreses latinos atendidos por la Arquidiócesis de Atlanta pasó de un 30,4 % a un 43,7%.

El obispo, que se convirtió en 2009 en el primer hispano en ocupar este cargo en la capital de Georgia, asegura que parte de su labor es hacer saber a la comunidad hispana que tienen abiertas las puertas de la Iglesia católica.

“Simplemente, he venido a hacer acto de presencia y conocer las necesidades de la comunidad para que esta se sienta cómoda”, dijo Zarama.

De acuerdo con el líder religioso, la llegada de los hispanos a la zona ha exigido cambios en la “gran familia de la Iglesia” para adaptarse al “nuevo hijo”.

“Muchas veces no es fácil y es un proceso que lleva tiempo para lograr esa adaptación y aceptación en la gran familia”, aseveró.

Ese proceso, asegura el sacerdote, pasa por dar una mayor visibilidad a las celebraciones propias de muchos países de Latinoamérica.

Por ello, desde hace unos años es común ver en las iglesias católicas de la zona coloridos altares dedicados a la Virgen de Guadalupe, así como la celebración de bautizos, fiestas de quinceañeras.

“Cada cultura tiene su propia riqueza y todos traen sus raíces muy ricas de sus países de origen que se manifiestan en expresiones que nuestra iglesia permite a través de procesiones, flores u otras oportunidades de expresar su fe y sentirse en casa”, aseveró Zarama.

La Iglesia católica ha dado además una voz a los miles de indocumentados que anhelan legalizar su situación en Estados Unidos a través de una reforma migratoria.

El pasado año, una madre salvadoreña se refugió junto a sus hijos en una Iglesia católica de Atlanta para evitar ser deportada y tras varios días y con la mediación de las autoridades fue luego puesta en libertad.

La tendencia en Georgia podría también ser reflejo de lo que sucede a nivel nacional, ya que según datos del Pew Research Center de 2013, la mayoría de los hispanos en Estados Unidos (55 %) se identificaban como católicos.

Pese a que el número de hispanos que se identifican como católicos ha ido en descenso en la última década, esta minoría sigue representando una gran porción de los católicos de Estados Unidos, constituyendo un tercio de estos.

De acuerdo con el centro, ambas tendencias coexisten debido al constante crecimiento de la población latina en Estados Unidos. (1)EFE