Calor también influye en maltrato a menores

  • Se reciben hasta 30 denuncias diarias en DIF Estatal

Por: Denice Ramírez

En temporada vacacional, fin de semana o hasta por el clima caluroso se incrementan las denuncias por maltrato a menores, en promedio se reciben de 20 a 30 diarias en el DIF Estatal, pero en estos días se han reportado más del promedio, indicó Raquel Leila Arreola Fallad, procuradora de Niñas, Niños y Adolescentes.

La dependencia recibe las quejas, muchas de ellas de manera anónima, pero en esta época de calor declaró que ha aumentado la violencia significativa en perjuicio de niñas, niños y adolescentes.

Desde hace 18 meses se ha mantenido el promedio de 20 a 30 quejas por día, con algunas variantes como en vacaciones. Dijo que durante periodo de descanso los padres siguen trabajando y no pueden cuidar a los menores. En sábado y domingo que los progenitores descansan y toman bebidas alcohólicas es cuando se presentan agresiones a los niños.

Manifestó que de las quejas que se reciben, al momento de realizar la investigación se dan cuenta que no son problemas reales, sino pleitos entre vecinos, suegra y nuera, comadres, amigos o hasta los padres.

Sin embargo, detalló que no debe presentarse ninguna queja, pues los niños no se deben violentar, ni tocar. En los primeros 4 meses del año se judicializaron 49 carpetas de investigación, lo que implica igual número de juicios totalmente integrados, más las quejas que siguen llegando.

15 de esas carpetas fueron por violación, 11 por agresiones sexuales, algo que dijo es altamente preocupante, por lo que es necesario ver cómo toda la comunidad se puede involucrar en coordinación con las dependencias para evitar esta situación, la cual atribuye a un tejido social que se encuentra totalmente deteriorado.

Arreola Fallad determinó que no se puede seguir con esa violencia, por lo que hizo un llamado a los padres que sienten que les está rebasando la situación, por hijos que se están portando ingobernables, o a los mismos jefes de familia que son violentos a que acudan a DIF Estatal para que se les puede apoyar en el Centro de Psicoterapia.

Reiteró que los golpes no educan a los hijos, los dañan, no solo en lo físico, sino en las emociones y cómo se relacionan con los demás. Lo peor es que en la edad adulta ellos van a replicar lo que vivieron pues se programan, “si mamá y papá se pelean, son extremadamente celosos o son violentos, van a seguir con esa escuela y las actuaciones que tienen dentro del hogar”.