Inicio > Noticias > Internacional > Camerún celebra elecciones legislativas con inseguridad en zona secesionista

Camerún celebra elecciones legislativas con inseguridad en zona secesionista

Yaundé, 9 feb (EFE).- Más de seis millones de cameruneses fueron llamados hoy a las urnas para votar en las elecciones parlamentarias y municipales en un contexto de inseguridad en las zonas anglófonas, que piden la independencia de la mayoría francófona, pero sin ningún incidente grave.

A las seis de la tarde (17h GMT) los 25.000 colegios electorales de todo el país cerraron, como estaba previsto, y no se informó de ningún incidente grave, según las autoridades de seguridad.

El único incidente reportado fue el incendio de un colegio electoral en Bamenda, ciudad de la región noroeste de habla inglesa, según dijeron testigos a Efe.

Estos comicios deberían haberse celebrado en 2018, pero se retrasaron en dos ocasiones por motivos de organización y financiación, y tienen lugar bajo la amenaza de Boko Haram desde 2013 en la región denominada Extremo Norte, y la violencia en el oeste del país, donde facciones separatistas reclaman la independencia de las regiones anglófonas desde 2017.

En el Extremo Norte, más de 270.000 personas se han desplazado por la violencia, según el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR), y más de 52.000 están refugiadas en Nigeria, país vecino.

En el noroeste y suroeste ya han muerto unas 3.000 personas, según el Grupo Internacional de Crisis (ICG), y más de 680.000 personas se han desplazado internamente, según ACNUR.

La agencia nacional encargada de organizar y supervisar las elecciones (Elecam) decidió agrupar los colegios electorales en lugares seguros en las zonas anglófonas, que representan el 20 % de la población, y más de 700 soldados adicionales se desplegaron en estas dos regiones.

Otra medida del gobierno ha sido el cierre de las fronteras terrestres, que se reabrirán mañana, así como la prohibición de circulación de bienes y personas dentro del territorio desde el sábado a medianoche hasta el domingo a las seis de la tarde, medidas similares a las de las presidenciales de 2018.

No obstante, Amnistía Internacional declaró este jueves que en las últimas semanas ha habido un aumento de la violencia por parte del ejército de Camerún, que ha provocado docenas de asesinatos y miles de nuevos desplazamientos en varias áreas de las regiones anglófonas.

“En las últimas semanas, se han llevado a cabo brutales operaciones militares mientras que los crímenes cometidos por separatistas armados continúan sin cesar. Los civiles se encuentran atrapados en una espiral de violencia”, declaró Fabien Offner, investigador de Amnistía Internacional en el Lago Chad.

Según los medios locales, el partido en el poder, el Partido Popular Democrático del Camerún (CPDM) del presidente Paul Biya, que lleva 37 años en el poder, es el partido favorito en estas elecciones.

El CPDM siempre ha obtenido la mayoría absoluta desde 1997, ostentando actualmente 148 de los 180 escaños del Parlamento, y controlando el 80 % de las 360 comunas.

Camerún celebró elecciones presidenciales en 2018, saliendo victorioso para un mandato más de siete años el presidente Paul Biya, pero debido al conflicto independentista sólo votaron el 5,36 % de los votantes en el noroeste y un 15,94 % en el suroeste.

Estas elecciones parlamentarias y municipales también tienen lugar con una oposición política crítica con la ley electoral y con la Elecam, a quien se reprocha su parcialidad a favor del gobierno.

A estos comicios se han presentado 35 partidos, según la Elecam, en un país donde hay registrados más de 253, pero de los que solo siete han logrado entrar en el parlamento desde la reintroducción del multipartidismo en 1992.

Con 18 escaños, el Frente Socialdemócrata (SDF), histórico partido de las regiones de habla inglesa, es el principal opositor en el parlamento.

No obstante, el Partido de Camerún para la Reconciliación Nacional (PCRN), con el periodista Cabral Libii (39 años) como líder, y quien ocupó el tercer puesto en las presidenciales, espera superar al SDF.

Por su parte, el partido de Maurice Kamto, principal opositor de Paul Biya en las presidenciales con un 14 % según los resultados oficiales, decidió no participar en estos comicios hasta que se restablezca la paz en las zonas anglófonas.

Con estas elecciones parlamentarias y municipales los ciudadanos esperan que se pongan las bases de una descentralización en un país donde el presidente reemplaza a todas las demás instituciones, pero donde el papel deliberativo, más que legislativo, del Parlamento es crucial. EFE

%d bloggers like this: