Inicio > Noticias > Internacional > Cancelan por problemas técnicos las pruebas del ensayo general de Artemis 1

Cancelan por problemas técnicos las pruebas del ensayo general de Artemis 1

 

Miami, 3 abr (EFE).- La NASA suspendió por un problema técnico la prueba de carga de combustible programada para este domingo como parte de un ensayo general general de la próxima misión lunar Artemis 1 en el Centro Espacial Kennedy de Cabo Cañaveral (Florida).

“Los equipos han decidido eliminar las operaciones de tanqueo para el ensayo general húmedo debido a la pérdida de capacidad para presurizar el lanzador móvil”, explicó la agencia espacial en un mensaje en su blog dedicado al programa Artemis.

Sin esa capacidad, que evita la entrada de gases peligrosos, “los técnicos no pueden continuar con seguridad con la carga de los propulsores en la etapa central del cohete y la etapa de propulsión criogénica provisional”, agregó la NASA en breve mensaje.

“La próxima oportunidad para continuar con el tanqueo es el lunes 4 de abril”, subrayó.

La prueba de ensayo general de este fin de semana comenzó el 1 de abril e incluía una cuenta atrás de lanzamiento completa y la carga de 700.000 galones de oxígeno líquido superfrío e hidrógeno líquido propulsor en los tanques del cohete.

Artemis 1 es la primera misión de la NASA en el marco del programa Artemis, que se propone llevar astronautas a la Luna en 2025.

La primera misión, para la que no hay fecha todavía, será un viaje no tripulado alrededor de la Luna para probar el Sistema de Lanzamiento Espacial y su cápsula de tripulación Orion, que lleva un grupo de experimentos y un maniquí cubierto con sensores.

Horas antes de la suspensión de la carga de combustible, a primeras horas de la mañana hora local (11.20 GMT), los responsables de la misión habían dado luz verde a proseguir con el ensayo general, una vez comprobado que el cohete no había sufrido daños a causa de la caída de varios rayos en la plataforma de lanzamiento del Centro Espacial Kennedy donde se encuentra.

Cuatro rayos cayeron el sábado en el área alrededor de la plataforma de lanzamiento 39B, de los cuales los primeros fueron de una potencia relativamente baja y el cuarto fue más potente e impactó en una de las tres torres pararrayos.

El cohete está protegido de los rayos por esas torres rematadas por un mástil de fibra de vidrio y unidas por un cable de catenaria que desvía los impactos al suelo, según explicó la web especializada Space.com.

“Uno de los ataques de anoche fue el más fuerte que hemos visto desde que instalamos el nuevo sistema de protección contra rayos”, escribió Jeremy Parsons, subgerente de Sistemas Terrestres de Exploración de la NASA, vía Twitter.

“Golpeó el cable de catenaria que corre entre las tres torres. El sistema funcionó extremadamente bien y mantuvo seguros al cohete SLS y Orion”, la nave de la misión Artemis 1, agregó.

En el momento de caída de los rayos, la parte central del cohete  y la nave espacial Orion que tiene en su punta estaban encendidas, pero los propulsores de cohetes sólidos montados lateralmente y una etapa de propulsión criogénica provisional estaban apagados, según la información de la NASA. EFE

error: Content is protected !!
A %d blogueros les gusta esto: