Cáncer, tercera causa de fallecimientos en IMSS

El cáncer es la tercera causa de mortalidad en el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) con 19 mil defunciones al año, informó el director del Hospital de Oncología del Centro Médico Nacional Siglo XXI, Pedro Escudero de los Ríos.

Durante una conferencia en el marco del Día Mundial contra el Cáncer, explicó que cada año se detectan en la institución de 30 mil a 35 mil casos nuevos de esta enfermedad y que uno de los tipos que más aumentó es el de colon, con 20 por ciento.

En México el cáncer más frecuente es el de mama, seguido por el cervicouterino y de ovario; después están el de próstata y de testículos, seguidos del de colon en ambos sexos, así como los sarcomas y de pulmón.

El oncólogo subrayó la importancia de la detección oportuna de este padecimiento, pues la incidencia de la mortalidad de 12.7 por ciento del total de fallecimientos en la institución se debe a que los pacientes llegan a esta en etapas muy avanzadas.

Escudero precisó que a través de la estrategia OncoIMSS se aplican medidas de prevención y detección oportuna para contener la mortalidad por tumores malignos en pacientes adultos e infantes, lo que ha permitido reducir la cifra de fallecimientos por cáncer cervicouterino.

En el año 2000 morían 14 por cada 100 mil derechohabientes y el año pasado disminuyó la incidencia a 4.8 por cada 100 mil, mientras que en cáncer de mama la reducción de la tasa de mortalidad pasó de 12.5 a 9.3 por cada 100 mil derechohabientes en el mismo periodo.

El especialista también detalló que los factores de riesgo para esta enfermedad, sobre todo en 16 de los 80 tipos que existen; el factor genético solo tiene un peso de 5 a 10 por ciento, sin embargo estilos de vida poco saludables son los que llevan a su desarrollo.

Entre ellos refirió el tabaquismo, la obesidad, el consumo de carnes, embutidos y alimentos con conservadores, la poca ingesta de verduras y el sedentarismo, entre otros factores.

Destacó la importancia de que las mujeres se practiquen la autoexploración de los senos y después de los 40 años se hagan una mastografía, así como los exámenes periódicos para la detección del Virus de Papiloma Humano, mientras que los hombres deben practicarse el examen de próstata.

Algunas de las señales de alerta para consultar a un especialista pueden ser dolor persistente en mamas, estómago y parte baja de la espalda, cansancio excesivo o pérdida de peso sin ningún motivo aparente.

Además de hemorragias por el recto, la vagina o la boca, cambio de hábitos de evacuación, dificultad para orinar, cambios palpables en testículos o mamas.