Inicio > Noticias > Internacional > Canciller español dice en Quito que británicos “algo tienen que querer” de UE

Canciller español dice en Quito que británicos “algo tienen que querer” de UE

Quito, 29 mar (EFE).- El ministro español de Exteriores y Unión Europea (UE), Josep Borrell, opinó este viernes que los británicos deben “querer algo” cuando, por tercera vez, su Parlamento ha rechazado el acuerdo de salida del bloque comunitario.

Lo dijo tras mantener una reunión bilateral con el canciller ecuatoriano, José Valencia, con quien suscribió un memorando de entendimiento y asistencia entre la Escuela Diplomática de España y la recientemente instituida Academia Diplomática ecuatoriana.

“Han votado que no a ocho cosas diferentes, pero algo tienen que querer, y eso es supongo lo que se plantearán por última vez en el próximo Consejo Europeo”, declaró Borrell a los medios al conocerse hoy la nueva negativa de la Cámara de los Comunes, por tercera ocasión, al acuerdo de salida de la UE que la primera ministra británica, Theresa May, pactó con Bruselas el pasado noviembre.

El presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, convocó una cumbre extraordinaria para que los líderes comunitarios debatan los próximos pasos en el proceso del “brexit” el 12 de abril.

Sobre la convocatoria del nuevo Consejo, Borrell reflexionó que el cónclave europeo “estudiará qué es lo que cabe hacer, pero los británicos de momento nos han dicho todo lo que no quieren porque parece ser que no quieren nada, no quieren salir sin acuerdo, no quieren este acuerdo”.

En el plano bilateral con Ecuador, donde el jueves se entrevistó con su presidente, Lenín Moreno, antes del encuentro cara a cara con Valencia, Borrell calificó las relaciones de “excelentes, intensas y fluidas, pero siempre con problemas comunes que abordar”.

En sus reuniones repasó cuestiones como la cooperación en materia de seguridad que España aporta al país andino, especialmente en la frontera norte con Colombia, así como la situación de la comunidad ecuatoriana en España, la tercera más grande en número, y de la española en el territorio ecuatoriano.

Borrell manifestó públicamente el compromiso hecho por el Gobierno español de “trabajar para conseguir que los ecuatorianos tengan el mismo trato que los peruanos y colombianos y tengan la exención de los visados en el espacio Schengen”.

Hasta la fecha, Ecuador cuenta con apoyos importantes dentro de la UE para lograr la exoneración de visados a sus nacionales, particularmente de España, Hungría y Polonia, entre otros, aunque aún debe completar algunos requisitos como la emisión de pasaportes biométricos.

En virtud de la firma del Acuerdo Multipartes entre la UE y Colombia y Perú, la exención de estos visados entró en vigor en enero de 2016, pero en el caso ecuatoriano se ha prolongado la implementación de la medida al haberse sumado más tarde.

En el terreno iberoamericano, ambos cancilleres analizaron la cuestión de Venezuela, después de que Quito albergara en la víspera el II Encuentro el Grupo Internacional de Contacto.

Borrell hizo hincapié en la relación económica y las perspectivas de inversión española en el país, donde actualmente más de 120 empresas están implantadas y mueven una inversión de más de 1.600 millones de euros.

“Son vocaciones con voluntad de permanencia, no son inversiones especulativas, todo lo contrario. Permiten transmitir experiencia y conocimiento, ayudar al desarrollo tecnológico y a la formación laboral”, subrayó sobre las firmas españolas en Ecuador.

El jefe de la diplomacia española prometió a su contraparte ecuatoriano que el acuerdo firmado hoy, “no quedará en el baúl de los recuerdos” y resaltó su valor para “que nuestros diplomáticos tengan un bagaje intelectual común”.

La Academia Diplomática de Ecuador fue instituida en 1987 pero cesó su actividad en 2011, y fue recientemente recuperada bajo el paraguas de la Cancillería para la formación del servicio exterior ecuatoriano.

“La tradicional vinculación que han tenido Ecuador y España se ve ahora enriquecida por esta afortunada iniciativa de cooperación que contribuirá también a profundizar el conocimiento y comprensión recíprocos”, afirmó Valencia sobre el convenio.

Borrell, que este viernes se entrevistó con actores de la Cooperación Española y empresarios, rechazó el concepto tradicional de asistencia en el sentido de aportación de recursos financieros y aclaró que “hoy la cooperación tiene más que ver con el salto a la innovación y al desarrollo”.

Su agenda oficial del sábado le llevará a desplazarse a la provincia de Manabí, en el litoral ecuatoriano, donde conocerá de primera mano la gestión de proyectos de cooperación. EFE

%d bloggers like this: