Candidato colorado apuesta por el desarrollo energético de Paraguay

Marito Abdo

 

Asunción, 10 feb (EFE).- El candidato a la Presidencia de Paraguay por el gobernante Partido Colorado, Mario Abdo Benítez, abogó hoy en un acto celebrado en la localidad de Obligado, al sur del país, por el desarrollo energético y la inversión en este sector para convertir al país en un “polo industrial”.

El plan del colorado si gana las elecciones de abril es “fortalecer el sector eléctrico”, en un país que cuenta con dos represas hidroeléctricas, Itaipú y Yacyretá, la primera compartida con Brasil y la segunda con Argentina.

“Ya hemos propuesto en el Congreso de la Nación la creación del Ministerio del Desarrollo Energético de Paraguay, por lo que significa el potencial que tiene y la riqueza y los recursos naturales”, dijo Abdo Benítez en esta ciudad del departamento de Itapúa.

La apuesta por la energía no se basará solo en la puesta en marcha de una cartera para estos fines sino también en una “inversión agresiva” para poder recuperar la soberanía paraguaya en la renegociación de los tratados de ambas represas, como apuntó el candidato.

Abdo Benítez señaló la necesidad de llegar al año 2023, cuando Paraguay y Brasil se sienten a la mesa para hablar de nuevo del Tratado de Itaipú, “con proyectos y planes de Gobierno”.

“Necesitamos de una planificación en inversión, principalmente en construir las estructuras financieras para poder incentivar nuestras grandes políticas de Estado para industrializar nuestra materia prima, que creo que es el siguiente gran salto que tiene que dar el Paraguay”, agregó.

Con esa industralización de la materia prima, el hasta ahora senador espera que “Paraguay se convierta en un polo industrial” que permita “el desarrollo real” y eleve la productividad del país.

En su opinión, esa es la manera de dar valor agregado a la materia prima paraguaya y hacer de ella “una ventaja competitiva para el capital nacional y extranjero”.

Durante su viaje a Obligado, Abdo Benítez también visitó el centro de procesamiento de la Cooperativa Colonias Unidas en la ciudad de Hohenau, a unos 8 kilómetros de distancia.

Allí recalcó su oposición al impuesto al acto cooperativo, un gravamen que aplicaba el Impuesto sobre el Valor Añadido (IVA) al acto cooperativo y que fue suspendido en diciembre por la Corte Suprema de Justicia.

“Por más que sea un impuesto recaudatorio, donde se estima una recaudación de 60 millones de dólares al año, nosotros creemos que el daño es mucho mayor”, manifestó el candidato, que también se mostró contrario al impuesto sobre la exportación del grano en estado natural.

En su encuentro con cooperativistas, el colorado también prometió inversión “en el trabajador paraguayo” y “una alianza estratégica con el sector productivo”. EFE