Candidato evangélico pide campaña de ideas para segunda ronda en Costa Rica

La Prensa (Panamá)

 

San José, 5 feb (EFE).- El candidato presidencial del conservador Partido Restauración Nacional, el evangélico Fabricio Alvarado, propuso hoy una “campaña de ideas y de altura” para la segunda ronda electoral del 1 de abril en Costa Rica, en la que competirá con el oficialista Carlos Alvarado.

“Vamos a entrar en un debate de ideas, en un campaña de la mayor altura posible. Hagamos el esfuerzo de que esto no se convierta en una guerra de insultos, de ataques, de descalificativos”, declaró Fabricio Alvarado a los periodistas en las afueras de su casa.

Aunque las encuestas lo marcaban como favorito, no dejó de sorprender a muchos que Fabricio Alvarado ganara la primera vuelta electoral este domingo con 24,78 % de los votos, con el 86,57 % de mesas escrutadas, mientras Carlos Alvarado, del gobernante Partido Acción Ciudadana se ubicó segundo con 21,74 %.

Los dos quedaron lejos del 40 % necesario para triunfar en la primera vuelta.

Fabricio Alvarado, un periodista y predicador evangélico, manifestó hoy que siempre ha tenido una buena relación con Carlos Alvarado y que espera debatir con él sobre los problemas que enfrenta el país.

“Hago un llamado porque hay gente que nos ha atacado y gente de nuestra misma posición que también ha atacado. La idea es debatir y discutir. Los ataques no son nuevos para nosotros, fueron fuertes incluso a nivel familiar y personal, pero no vamos a entrar en ese juego”, expresó Fabricio Alvarado, de 43 años de edad.

El candidato se tomará dos días de vacaciones para descansar de la campaña y cumplirle una promesa a sus hijas.

Fabricio Alvarado no ha anunciado miembros de su equipo económico ni de su futuro gabinete, tras una campaña basada en la defensa de la familia tradicional y los “principios y valores de la sociedad”, y de oposición al matrimonio igualitario.

Su propuesta económica es prácticamente desconocida y en su plan de gobierno incluye temas como reducción de gastos superfluos, de inversión en asesorías, consultorías y viajes.

El partido de Fabricio Alvarado nunca había tenido mayor protagonismo en las elecciones de Costa Rica y a lo largo de su historia solo había conseguido llevar tres diputados a la Asamblea Legislativa, incluido él, quien ejerció en el actual periodo 2014-2018.

Los adversarios le criticaron durante la campaña que su principal y casi único tema de campaña fue la defensa de la familia tradicional, mientras que en las redes sociales se pueden apreciar una serie de descalificativos por las posturas conservadoras y religiosas del candidato.

El próximo 1 de abril se llevará a cabo la segunda vuelta para escoger al presidente que asumirá el 8 de mayo para el periodo 2018-2022. EFE