Candidato mexicano Meade considera “criminal” transacción de su rival Anaya

Sputnik Mundo

México, 21 feb (EFE).- El aspirante presidencial del Partido Revolucionario Institucional (PRI) de México, José Antonio Meade, calificó hoy de “francamente criminal” una transacción inmobiliaria en la que está involucrado Ricardo Anaya, el candidato de una coalición encabezada por el Partido Acción Nacional (PAN).

“El caso de Ricardo me parece gravísimo. Me parece que es una actividad francamente criminal”, dijo Meade durante una reunión con representantes de la prensa extranjera en Ciudad de México.

Consideró que “venderle un predio que costó 10 millones de pesos (524.473 dólares) en 54 millones (2,9 millones de dólares) a la misma persona, y habérselo vendido a través de una empresa fantasma” no es una simple “irregularidad administrativa”.

“Me parece que en un contexto en que al centro del debate está la corrupción, no hay absolutamente ningún equilibrio moral, ni político ni periodístico en tratar el tema como algo diferente a algo grave, como algo distinto a un delito”, sostuvo.

Meade, apoyado también por el Partido Verde Ecologista de México (PVEM) y el Partido Nueva Alianza, cuestionó qué pasaría si a él le hubieran encontrado “una fundación”, que hubiera creado a su “nombre, de la cual hubiera sido presidente, una asociación civil que se llama ‘Más humanismo’, y que lo único que hizo fue construir un edificio y venderlo”.

Este lunes Ricardo Anaya, abanderado de una alianza del PAN con el Partido de la Revolución Democrática (PRD) y el Movimiento Ciudadano, negó los señalamientos del abogado Adrián Xamán McGregor, que lo acusó de triangulación en paraísos fiscales en México, Canadá y Suiza para evitar dejar rastro de los recursos utilizados para la compra de un predio industrial.

“Es francamente absurdo y de risa loca afirmar que amenacé a personas que no conozco y con quienes jamás he tenido trato alguno. La empresa de mi propiedad que vendió una nave industrial a precio de mercado está declarada y siempre ha estado al corriente de sus obligaciones fiscales”, afirmó.

El próximo 1 de julio unos 88 millones de mexicanos están convocados a las urnas para renovar más de 3.400 cargos, entre los que se incluyen, además del de presidente, los de diputados y senadores, ocho gobernadores y el jefe del Gobierno de Ciudad de México. EFE