“Caras y Caretas”, por S. de la Rosa S.

La Facultad de Derecho y Ciencias Políticas

La Facultad de Derecho y Ciencias Políticas de la Universidad Juárez de Durango es una de las más prestigiadas de la República, esto no lo digo yo, hace pocos días apareció en la publicación de una revista que edita la UNAM. Su fama de excelente escuela ha traspasado incluso las fronteras.

Lo anterior lo menciono porque hace unos días que acudía a impartir la cátedra, caminando por los corredores de la facultad, admirando sus hermosos y bien cuidados jardines, me encontré con 10 o 15 estudiantes entre hombres y mujeres, los cuales afanosamente reparaban las bancas que sirven de lugar de reunión y de estudio.

De manera muy armoniosa y contagiando de su alegría, los estudiantes cambiaban las partes dañadas, mientras que otros con pintura y brocha en las manos le daban un aspecto de pulcritud y buena vista a las bancas.

 Para que una facultad, cualquiera que esta sea, y en este caso me refiero a la de Derecho y Ciencias Políticas de la Universidad Juárez, pueda alcanzar los primeros lugares en calidad y eficiencia educativa, se necesita que se conjuguen varios factores: una buena administración, una buena planta de maestros y buenos alumnos.

Y cuando estos tres factores responden a las expectativas de la facultad, los resultados son los que estamos viendo en la actualidad, los egresados al continuar sus estudios en centros de estudios superiores o ingresar a la administración pública o privada ponen muy en alto el nombre de su querida facultad de Derecho y Ciencias Políticas.

Por eso cuando vi trabajando a los muchachos en forma entusiasta en la reparación de las bancas de su facultad, comprendí que se está realizando una verdadera conjunción de dirección, maestros y alumnos. Que el doctor Jesús Alfredo Reyes Santaella está realizando una labor de conjunto con maestros y alumnos y que en realidad es digno de conocerse, pues se puede decir que empezó de cero y ahora la FADER Y CIPOL está entre las mejores facultades de nuestro país.

Qué bueno resulta en realidad el poder comentar que una facultad de estudios profesionales de Durango, como lo es la de Derecho y Ciencias Políticas, está realizando un trabajo realmente profesional y de alto mérito en la impartición de la enseñanza a las nuevas generaciones de jurisconsultos.

La Facultad de Derecho y Ciencias Políticas de la Universidad Juárez de Durango ha creado una nueva era dentro de sus respectivas facultades, muestra de ello es que en los últimos diez años no se ha presentado ningún conflicto grave de estudiantes, lo cual habla por sí solo de la responsabilidad que se ha tenido sobre el cuidado de los alumnos, esto no quiere decir que estén sujetos a un estricto control, por todo lo contrario, se ha despertado el interés en los educados para que sientan esa responsabilidad hacia su facultad y pongan también algo de su parte en el mejoramiento de la misma.