Caravana hondureña de migrantes sigue en Guatemala y descansará en Chiquimula

LaPrensa.hn

Chiquimula (Guatemala), 16 oct (EFE).- La caravana hondureña de migrantes sigue hoy su paso por Guatemala y pasará la noche en la ciudad de Chiquimula, en el departamento del mismo nombre y situada a unos 180 kilómetros de la capital guatemalteca, donde unas monjas les habilitaron un gimnasio.

Vigilados por una fuerte presencia policial, pero sin incidentes, los migrantes salieron este martes desde la localidad guatemalteca de Esquipulas, después de que el sábado empezaran a pie esta travesía desde la ciudad hondureña de San Pedro Sula.

Las personas, alrededor de unas 2.000 y entre las que hay niños y personas en sillas de ruedas, llegaron este mismo martes a la cabecera departamental de Chiquimula, donde unas religiosas les dieron un gimnasio de una iglesia católica para pasar la noche.

La incertidumbre sigue imperando en el ambiente después de que el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, amenazara con retirarle cualquier ayuda a Honduras si los migrantes conseguían alcanzar su país, su destino final para buscar, según cuentan, un mejor futuro, lejos de la pobreza, la violencia o la corrupción.

Llegar desde Chiquimula hasta la frontera de Guatemala con México les puede tomar a los migrantes cerca de un semana y media.

La caravana ha movilizado a autoridades hondureñas, guatemaltecas, salvadoreñas y mexicanas con la idea de hacer desistir a los migrantes hondureños en su idea de llegar a EE.UU. de manera ilegal por el riesgo que representa, principalmente por los muchos niños, mujeres y adultos, algunos con impedimentos físicos.

Estados Unidos informó este martes que el vicepresidente de ese país, Mike Pence, habló por teléfono con el mandatario de Guatemala, Jimmy Morales, sobre la caravana que avanza por su país y le exigió que “coopere” para controlar los flujos migratorios, uno de los graves problemas que sufre el Triángulo Norte de Centroamérica desde hace varios años.

Por el momento, el grupo de migrantes tiene previsto descansar y mañana, miércoles, continuar la travesía. EFE