Inicio > Noticias > Internacional > Cárcel para jefes electorales por fraude en comicios de 2018 en Afganistán

Cárcel para jefes electorales por fraude en comicios de 2018 en Afganistán

Kabul, 3 sep (EFE).- Un tribunal condenó hoy a cinco años de cárcel a diez ex comisarios electorales destituidos por el Gobierno de Afganistán el pasado febrero, que estaban acusados de fraude en los controvertidos comicios parlamentarios de 2018.

“Diez antiguos miembros de la Comisión Electoral Independiente (IEC) y la Comisión Independiente de Quejas Electorales (IECC) fueron sentenciados cada uno a cinco años de cárcel”, afirmó a Efe un portavoz de la Oficina del Fiscal General, Jamshid Rasouli.

Añadió que “los diez comisarios fueron acusados de aumentar y reducir los votos de los candidatos, modificar documentos y abusar de su autoridad legal”.

Según la fuente, los exmiembros de las comisiones electorales podrán apelar la sentencia.

Entre los condenados por un tribunal de primera instancia del Centro de Justicia Anticorrupción de Afganistán se encuentran los antiguos jefes de la IEC y la IECC, mientras que otros dos comisarios fueron declarados hoy inocentes por la misma corte.

Doce jefes electorales fueron despedidos por el Gobierno el pasado febrero, después de que aumentasen las denuncias de fraude y problemas técnicos en las elecciones parlamentarias de octubre de 2018.

El mandatario afgano, Ashraf Ghani, emprendió una reforma de la ley electoral en febrero para garantizar la transparencia en los comicios presidenciales previstos para el 28 de septiembre.

Las elecciones están próximas en un momento en que un acuerdo entre los talibanes y Estados Unidos está más cerca que nunca, aunque Ghani ha afirmado que los comicios no serán pospuestos a causa de esas negociaciones de paz.

Ayer, el representante especial de Estados Unidos para la paz, Zalmay Khalilzad, afirmó que un borrador de acuerdo entre ambas partes prevé la retirada de 5.000 soldados estadounidenses en 135 días y el compromiso de los talibanes de reducir la violencia.

El documento está pendiente de recibir el respaldo del presidente estadounidense, Donald Trump, y el Gobierno afgano espera comenzar conversaciones de paz directas tras su firma. EFE

%d bloggers like this: