Cartes da objeción parcial a la ley de “jubilación vip” de parlamentarios

Asunción, 19 jul (EFE).- El presidente de Paraguay, Horacio Cartes, objetó de manera parcial el proyecto de ley del fondo de jubilaciones y pensiones para parlamentarios, más conocido como “jubilación vip”, al considerar que no se corresponde “con el diseño adecuado en un régimen de reparto”, según informó hoy Presidencia.

La decisión de Cartes obliga a remitir de nuevo el Proyecto de Ley al Congreso para su nuevo tratamiento, a pesar de que ya contaba con la aprobación de las dos Cámaras.

El decreto firmado por el presidente paraguayo objeta parcialmente un total de ocho artículos del proyecto de ley para “evitar graves impactos negativos” y ofrece la disponibilidad del Estado para “generar propuestas integrales que apunten a una solución definitiva”.

El proyecto de “jubilación vip” aprobado en junio reconoce que un legislador que haya completado dos periodos parlamentarios, con un total de diez años de aporte, recibirá una retribución equivalente al 60 % del promedio percibido en los últimos cinco años en concepto de dietas y gastos de representación.

En el caso de los parlamentarios que consigan la reelección en tres legislaturas ese 60 % se elevará a un 80 %, y en ambos casos la edad mínima de jubilación será de 55 años.

Su remuneración actual es superior a los 5.700 dólares (más de 32 millones de guaraníes), mientras que el salario mínimo en Paraguay quedaría este año en torno a los 372 dólares.

Ante esas cifras, el Gobierno recordó que el Estado ya realiza transferencias complementarias al Fondo por valor de 18,2 millones de dólares, que no incluyen el aporte de las dietas parlamentarias y los gastos de representación.

Asimismo, también calificó como “beneficio adicional” algunas de las modificaciones que introduciría la nueva normativa, y sostiene que carecen de “fundamento técnico” y podrían convertirse en “una carga financiera adicional”.

El Ejecutivo sugiere en el decreto caminar hacia “un proceso de migración” hacia alguna entidad como el Instituto de Previsión Social o la Caja Fiscal.

El Ministerio de Hacienda avanzó el pasado mes que recomendaría al Gobierno el veto de la ley y señaló como solución la convergencia con el sistema de jubilación que tienen el resto de funcionarios públicos.

Aunque el proyecto de ley volverá de nuevo al Congreso, el presidente electo de Paraguay, el conservador Mario Abdo Benítez, avanzó que lo vetaría si llega a depender de él. EFE