Cartes, en la encrucijada de comparecer ante comisión que investiga lavado

Agencia EFE

Asunción, 21 dic (EFE).-El expresidente Horacio Cartes se halla ante la encrucijada de comparecer frente a la comisión que investiga las actividades por supuesto lavado de dinero del cambista brasileño Darío Messer, y cuando la investigación preliminar señala que el prófugo contó con respaldo institucional para operar en Paraguay.

Cartes, presidente entre 2013 y agosto de 2018 y amigo personal de Messer, no se presentó ante esa comisión parlamentaria, que lo citó a declarar hace una semana y por la que han desfilado altos funcionarios de su Gobierno.

El exmandatario, del gobernante Partido Colorado, solicitó hacerlo por escrito, lo que fue rechazado por la comisión, que entonces elevó un documento a la Justicia para que resolviera en consecuencia.

Este jueves, el juez Alcides Corbeta, sobre quien recayó el caso, resolvió que esa comisión tiene facultad para convocar a Cartes, por lo que ahora se espera una nueva citación.

Cartes fue citado tras el testimonio de una exfuncionaria de la Secretaría de Prevención de Lavado de Dinero o Bienes (Seprelad), quien aseguró que el nombre del exmandatario aparecía en un informe del ente sobre Messer.

Messer es buscado en Brasil por liderar presuntamente un grupo de cambistas que habría conseguido mover 1.600 millones de dólares en 52 países de forma ilícita.

Lo que la comisión rastrea son las huellas dejadas por Messer en Paraguay, donde residió y obtuvo la nacionalidad, a través de sus movimientos bancarios y operaciones empresariales.

Este jueves, la comisión, formada por legisladores de los principales partidos, presentó ante el Senado sus conclusiones preliminares, las cuales no omiten el nombre de Cartes y envuelven con un manto de sospecha a algunas de las instituciones de Paraguay.

De primeras, el informe constató una “extrema vulnerabilidad” del sistema financiero paraguayo al ser incapaz de detectar los movimientos irregulares de Messer en el país desde 2011.

Ese año, y según el informe, Messer solicitó la apertura de una cuenta en una sucursal del estatal Banco Nacional de Fomento (BNF) en Ciudad del Este, segunda urbe de Paraguay y fronteriza con Brasil.

Ello cuando el cambista ya contaba con investigaciones en Brasil y Uruguay por lavado de dinero, lo que lo convertía en un cliente de “alto riesgo”, advierte el informe, que es explícito al señalar que no se encendió “siquiera una de las múltiples alarmas determinadas para estos casos”.

El documento habla además de una “mano invisible” encargada de desactivar esas alarmas de “forma premeditada y organizada” y la comisión lo relaciona con “una cobertura” procedente del “poder político”.

Al respecto, la comisión hizo hincapié en la demora a la hora de emitir reportes de operaciones sospechosas (ROS) sobre las cuentas de Messer por su operación en la frontera, por recibir giros de paraísos fiscales y por recurrir a sus empresas, del rubro ganadero, para realizar operaciones bursátiles.

Se alude en concretó a la existencia de un informe de la Seprelad de 2017 que no se presentó ante la Fiscalía hasta 2018, y en el que se daba cuenta de “supuestos vínculos comerciales” entre Messer y Cartes.

Además, la comisión bicameral sostiene que ese documento entregado fue “aparentemente alterado”, ya que se suprimieron las alusiones a esa relación.

El informe fue presentado el último día de actividad del Congreso, que entra en su receso navideño y abre sus puertas en marzo.

Ello dilataría hasta ese mes el trabajo de la comisión y una nueva cita a Cartes.

De volver a ser convocado, y de no acudir de forma presencial, será la Justicia la que determine si se le aplica una multa o un arresto domiciliario de entre una y dos semanas.

En ese ínterin, tampoco se excluye que sea conducido a declarar por la fuerza pública.

El informe final de la comisión será remitido a la Fiscalía para que determine si se produjo una omisión grave del aparato estatal o complicidad con el cambista brasileño,

La Fiscalía paraguaya, que hace meses abrió su propia investigación, sostiene que Messer, su hijo y un primo de Cartes habrían realizado operaciones irregulares en el país por un monto de 40 millones de dólares y a través de tres empresas de las que eran accionistas. EFE