Casa Blanca exige que Irán libere a “presos políticos” y denuncia asesinatos

 

 

Washington, 10 ene (EFE).- La Casa Blanca denunció hoy que, según algunos informes, el Gobierno iraní ha encarcelado a “miles” de sus ciudadanos por participar en las protestas y ha torturado y matado a algunos de ellos, y exigió la “liberación inmediata de todos los prisioneros políticos” en el país.

“La Administración de Trump está profundamente preocupada por los informes de que el régimen iraní ha encarcelado a miles de ciudadanos iraníes en la última semana por participar en protestas pacíficas”, dijo la portavoz de la Casa Blanca, Sarah Huckabee Sanders, en un comunicado.

“Otros informes de que el régimen ha torturado o matado a algunos de estos manifestantes mientras estaban detenidos son todavía más preocupantes. No seguiremos en silencio mientras la dictadura iraní reprime los derechos básicos de sus ciudadanos, y haremos que los líderes de Irán rindan cuentas por cualquier violación”, advirtió.

La Casa Blanca amenazó la semana pasada con imponer sanciones a Irán por su respuesta a las protestas, y el presidente estadounidense, Donald Trump, afirmó que proporcionaría apoyo al pueblo iraní “en el momento adecuado”.

“Estados Unidos llama a la liberación inmediata de todos los presos políticos en Irán, incluidas las víctimas de la ola de represión más reciente”, subrayó hoy Sanders.

La portavoz aseguró que los manifestantes en Irán “están expresando quejas legítimas, incluida la petición del fin de la opresión y corrupción de su Gobierno, y su derroche de los recursos nacionales en un aventurismo militar”.

“El régimen de Irán afirma apoyar la democracia, pero cuando su propio pueblo expresa sus aspiraciones de una vida mejor y un fin a la injusticia, de nuevo muestra su verdadera naturaleza brutal”, indicó.

Las protestas en Irán comenzaron como una denuncia de los problemas económicos que sufre el país, pero derivaron en duras críticas contra todo el estamento político y en disturbios.

Una veintena de personas murieron y más de mil fueron detenidas en los seis días consecutivos de manifestaciones, que acabaron hace una semana.

La mayoría de los detenidos en esos acontecimientos ya han sido liberados bajo fianza, salvo los principales líderes de los disturbios y actos vandálicos, según el portavoz de la Policía iraní, Said Montazer al Mahdi.

El portavoz señaló que la policía diferenció entre los manifestantes pacíficos y las personas que generaron disturbios y dañaron los bienes públicos.

Entre los que permanecen detenidos, de acuerdo con Al Mahdi, figuran aquellos que faltaron el respeto a la bandera nacional, atacaron sedes de las fuerzas de seguridad y tiraron un camión de bomberos desde un puente. EFE