Casi 100.000 colombianos fueron desplazados de 1999 a 2006 en el Catatumbo

Bogotá, 12 oct (EFE).- La violencia en la región colombiana del Catatumbo (noreste) entre 1999 y 2006 forzó a abandonar sus hogares a cerca de 100.000 personas, periodo en el que se produjeron también 832 asesinatos selectivos y 599 muertos en masacres, según un informe del Centro Nacional de Memoria Histórica (CNMH) divulgado hoy.

El informe “Catatumbo: Memorias de vida y dignidad” señala que con la llegada de tres grupos paramilitares a una región en que otras tres guerrillas controlaban el territorio derivó en una “violencia sin precedentes”.

Eso provocó el desplazamiento forzoso de 99.074 personas, que corresponden al 59,5 % de los ocurridos en la zona en los últimos 32 años.

Los grupos paramilitares son el Bloque Catatumbo y los frentes Héctor Julio Peinado Becerra y Resistencia Motilona de las desmovilizadas Autodefensas Unidas de Colombia (AUC).

En ese sentido, detalló que de los 599 muertos en masacres, 403 fueron asesinados por paramilitares y 142 por las guerrillas, pues allí se enseñoreaban del territorio las desmovilizadas FARC, el Ejército de Liberación Nacional (ELN) y un reducto del Ejército Popular de Liberación (EPL).

La información agregó que el conflicto armado llegó al Catatumbo al final de la década de los setenta y se agravó en los ochenta, cuando el ELN, el EPL y las FARC “fortalecieron sus acciones militares con asesinatos selectivos, secuestros, extorsiones y tomas a poblados”.

“Pero fue entre 1999 y 2006 cuando la región vivió una violencia sin precedentes, con el accionar de las tres estructuras paramilitares”, explicó el CNMH.

Según el informe, los cultivos de coca aparecieron en este contexto como una posibilidad de sustento para los campesinos de la región, que desde entonces tienen dificultades para comercializar otros productos.

“La región presenta hoy grandes desafíos de cara a la construcción de la paz territorial. Sin embargo (…) los catatumberos han levantado y fortalecido sus organizaciones, han resistido y se han movilizado en varios paros campesinos para exigir mejores condiciones de vida en su región”, concluyó el CNMH.

En la zona del Catatumbo, que hace parte del departamento de Norte de Santander, fronterizo con Venezuela, actualmente tienen presencia distintos grupos armados ilegales como el ELN, disidentes de las FARC, un reducto del EPL y bandas criminales que se disputan los cultivos de coca y las rutas del narcotráfico.

Además es una de las regiones más pobres y olvidadas de Colombia y la conforman los municipios de Convención, El Carmen, El Tarra, Hacarí, La Playa, San Calixto, Sardinata, Teorama y Tibú. EFE