Castro recibe a dignatario namibio en primer acto oficial tras dejar el poder

RTVE.es

La Habana, 5 may (EFE).- El expresidente cubano Raúl Castro recibió hoy en La Habana al vicepresidente de Namibia, Nangolo Mbumba, en el primer acto oficial que protagonizó el líder del gobernante Partido Comunista de Cuba (PCC, único legal) desde que dejara la Presidencia de la isla en manos de Miguel Díaz-Canel.

Castro se reunió en un “ambiente fraternal” con Mbumba, quien visitó Cuba para la conmemoración del 40 aniversario de la “Masacre de Cassinga”, nombre que da el país caribeño a una operación militar del ejército de Sudáfrica contra un campamento namibio en Angola, en la que participaron fuerzas cubanas.

Ambos dirigentes conversaron sobre “las prioridades de las respectivas naciones”, “rememoraron pasajes de la lucha por la liberación de Namibia” y resaltaron “la fortaleza de los lazos históricos que unen a ambos pueblos”, reseña una breve nota oficial del encuentro.

En la reunión también estuvieron presentes ministros y altas figuras militares de ambos países, entre ellos el canciller cubano Bruno Rodríguez y el viceministro primero y jefe de Estado Mayor General de Ejército cubano, Álvaro López Miera.

Desde su llegada a La Habana el pasado miércoles, el vicepresidente namibio ha cumplido una variada agenda que incluyó la ceremonia por los 40 años del bombardeo a Cassinga, que tuvo lugar el 4 de mayo de 1978 y donde murieron unos 600 refugiados namibios, entre ellos 300 niños, y 16 soldados cubanos.

El encuentro con Nangolo Mbumba es el primer evento oficial en el que Raúl Castro sirve como anfitrión desde que fuera relevado por Miguel Díaz-Canel, al que acompañó en la tribuna de la emblemática Plaza de la Revolución de La Habana durante el desfile por el Día de los Trabajadores, el pasado 1 de mayo.

El exgobernante, de 86 años, traspasó la Presidencia de Cuba el pasado 19 de abril a su sucesor Díaz-Canel (58 años), quien se convirtió así en el primer mandatario cubano sin apellido Castro en casi sesenta años.

A pesar de no seguir en la silla presidencial, Castro se mantendrá hasta 2021 al frente del todopoderoso Partido Comunista, y según Díaz-Canel, el octogenario líder “encabezará las decisiones de mayor trascendencia para el presente y el futuro de la nación” hasta entonces. EFE