Inicio > Noticias > Internacional > Cazeneuve dice que nunca dejará de preguntarse si se pudo hacer más

Cazeneuve dice que nunca dejará de preguntarse si se pudo hacer más

París, 17 nov (EFE).- Bernard Cazeneuve, ministro del Interior de Francia cuando ocurrieron los atentados del 13 de noviembre de 2015 contra la sala Bataclan y otros lugares de París, aseguró hoy en el juicio por esos ataques que los hechos de ese día “le atormentan” porque se pregunta “cada día si se pudo hacer más”.

“Pese a todas las medidas que adoptamos, porque sabíamos que Francia era un objetivo de los terroristas, los atentados tuvieron lugar y eso es siempre un fracaso (…) ¿Cómo podría yo no cuestionarme si hubiéramos podido actuar de otra manera? Me lo preguntaré hasta mi ultimo aliento”, aseguró este miércoles el exministro socialista.

Un total de 130 personas fueron asesinadas en esos atentados (90 en la sala Bataclan) y varios cientos más resultaron heridas.

Cazeneuve, que un año más tarde de los atentados fue nombrado primer ministro tras la dimisión de Manuel Valls, a quien había sustituido al frente de Interior, se mostró pese a todo convencido de haber hecho el máximo desde su llegada al puesto.

“La lucha contra el terrorismo en una batalla de largo plazo que no atañe solo al Gobierno al que pertenecí, pero estoy convencido de que en la acción gubernamental todo el mundo actúa con la mejor voluntad posible”, dijo el exministro, que testificó durante cuatro horas en el día 44 del “macroproceso”.

El entonces ministro del Interior, que había llegado al cargo en abril de 2014 procedente del departamento de Presupuesto, aseguró que la amenaza terrorista era clara y que se tomaron acciones para evitarla, pero admitió que no llegaron a tiempo para impedir la masacre en la que perecieron 130 personas en varios escenarios, el más sangriento el teatro Bataclan de París.

CONTROL DE FRONTERAS

Explicó que numerosos franceses y europeos viajaron a la guerra civil de Siria y algunos volvían radicalizados, lo que obligó a su departamento a adoptar medidas para evitar su acción, como el endurecimiento de los controles en las fronteras.

“En vísperas de los atentados de noviembre de 2015 los servicios de inteligencia seguían 158 casos que concernían a 941 terroristas. Unos 300 fueron detenidos y la mitad encarcelados”, señalo el exministro, que cifró en 141 el número de yihadistas franceses fallecidos en Siria o Irak y en un centenar los que seguían en esa zona.

Cazeneuve admitió que existían “ángulos muertos” que impedían a la policía actuar contra ellos y que trató de resolverlos con una modernización de la ley antiterrorista de 1991, “cuando no había ni móviles ni internet”, y con un incremento de agentes distribuidos en todo el territorio para que pudieran actuar en menos de media hora.

“Sabíamos que había una amenaza, pero no sabíamos cuándo, cómo ni de qué manera iba a producirse”, aseguró.

El ex primer ministro reveló que la acción contra este tipo de terrorismo, surgido de la aparición del Estado Islámico en Siria e Irak, puso de manifiesto disfunciones en el seno del control fronterizo en la Unión Europea.

“En el plano europeo había muchas insuficiencias, problemas, con el sentimiento de que llevábamos a cabo una carrera contrarreloj”, aseguró Cazeneuve, que recordó que ese contexto impulsaron el registro digital de pasajeros, que provocó una gran polémica por considerarse liberticida.

Pero recordó que, al igual que otras reformas, llegó tarde para evitar los atentados de 2015.

FRONTEX INSUFICIENTE

También consideró que la agencia europea de fronteras Frontex “era insuficiente y tenía un presupuesto insuficiente” y que posteriormente fue revisado al alza.

Cazeneuve defendió la actuación de su Gobierno y de las fuerzas policiales “en momentos extremadamente delicados”, y consideró que se tomaron decisiones adecuadas pero que “el riesgo cero no existe”.

Ante las preguntas de los abogados de los familiares de las víctimas, negó que conociera la existencia de una amenaza específica contra el Bataclan y señaló que identificaron 11.000 lugares que precisaban de una vigilancia particular, lo que complicaba mantener patrullas en todos ellos.

Además, rechazó también las acusaciones de que la unidad de élite de la policía actuó de forma lenta en la toma de rehenes del Bataclan, aireadas por algunos reportajes televisivos. EFE

error: Content is protected !!
A %d blogueros les gusta esto: