Celebra Arquidiócesis la Misa Crismal

El vocero de la Arquidiócesis de Durango, el padre Noé Soto, dio a conocer que este martes se realizó la Misa Crismal, donde se bendicen los santos óleos que se van a utilizar en todos los sacramentos de la liturgia católica, además esta misa es importante porque se renuevan las promesas sacerdotales y el compromiso de permanecer fieles al ministerio que Cristo les ha conferido.

En este sentido comentó que esta misa es conocida como Crismal porque en ella se bendicen los santos óleos que se van a utilizar para todos los sacramentos de la liturgia católica; “nosotros utilizamos los aceites desde el bautismo, así como en la confirmación, en las órdenes sacerdotales y la unción de los enfermos”.

Agregó que esta misa es especial porque en ella se consagran todos los aceites que se utilizarán a lo largo del año en las liturgias católicas; estas misas son oficiadas por el obispo en compañía de todos los sacerdotes.

Noé Soto informó que la Misa Crismal es utilizada para renovar todas las promesas sacerdotales, es por esta razón que esta celebración siempre cuenta con un número grande de participantes.

“Año con año renovamos nuestro compromiso de permanecer fieles al ministerio que Cristo nos ha concedido, entonces es una misa doblemente importante para toda la feligresía porque nos recuerda que todos somos sacerdotes ungidos por el Señor para ofrecer sacrificios agradables a Dios, pero de manera especial, los sacerdotes ministeriales que somos los sacerdotes ordenados”, explicó.

El vocero de la Arquidiócesis señaló que siguen teniendo bastante demanda por parte de los jóvenes que quieren acercarse al camino del sacerdocio, afirmando que en este tipo de misas los jóvenes se dan cuenta y viven el tipo de consagración que tiene un sacerdote, motivándolos de esta manera a seguir sus pasos.

“Aproximadamente tanto en el Seminario Mayor como en el Menor tenemos una población de 200 seminaristas, de los cuales 100 están estudiando la prepa y otros cerca de 100 se están preparando ya de manera profesional para el sacerdocio, con lo profesional me refiero a que se están formando con carreras y estudios formales y universitarios”, externó.

Para finalizar, habló en torno al incendio en la Catedral de Notre Dame en París, afirmando que existe un sentimiento de  consternación entre los sacerdotes, ya que es un símbolo no solo cultural, sino como de fe y profesión religiosa.

“El hecho fue lamentable, todos los sacerdotes estábamos consternados, por el valor que tiene no solo como patrimonio cultural, sino de nuestra fe católica, así como de saber las grandes reliquias que se encontraban albergadas ahí, esperemos se rescate la mayor parte y que en medida de lo posible se pueda reconstruir este gran emblema católico”, concluyó.