Celebra sus 15 años la juvenil Nicole Rivera Martínez  

  • Agradeció a Dios el don de la vida y todas las bendiciones recibidas

En el Templo de San Agustín fue donde la guapa Nicole Rivera Martínez  agradeció al Padre Celestial por el bendito don de la vida concedido y todas las bendiciones recibidas a lo largo de sus primeros quince años de maravillosa existencia.

Con motivo de este significativo acontecimiento Nicole estuvo acompañada de sus padres, Jesús Rivera Calderón y María de Lourdes Martínez, quienes llenos de emoción siguieron momento a momento el acto religioso. También acompañaron a la linda quinceañera Francisco Javier Rivera Calderón y Belinda Rivera Calderón,

quienes tuvieron el privilegio de fungir como los padrinos de honor de la celebrante.

Durante la ceremonia el padre oficiante se dirigió a la cumpleañera para exhortarla a llevar su juventud de manera responsable y apegada a la Iglesia Católica rodeada del Amor de Dios.

Quienes también siguieron atentos el desarrollo de la celebración eucarística fueron  sus abuelos, tíos y primos de la cumpleañera, quienes le desearon lo mejor de la vida en esta nueva etapa que está por comenzar donde deja de ser niña para ser mujer.

Después de la misa de acción de gracias, Nicole protagonizó una espléndida velada que se llevó a cabo en las bonitas y espaciosas instalaciones de  un salón para fiestas localizado en las inmediaciones de  la ciudad, lo que resultó una memorable y significativa celebración para la cumpleañera y toda su familia.

Hay los invitados degustaron de un deliciosos banquete y de algunas refrescantes bebidas, la cuales fueron preparadas para la gran ocasión.

Además de que disfrutaron de un buen ambiente y grandes sorpresas durante toda la noche posteriormente la guapa debutante pasa al centro de la pista junto a su chambelán de honor don bailó su primer vals, y recibiendo así su última muñeca.

Sin duda alguna Nicole disfrutó de todas las sorpresas preparadas especialmente para ella  en donde la velada transcurrió en medio de un gran ambiente que se prolongó hasta las primeras horas del día siguiente, convirtiéndose en un día inolvidable para  la guapa quinceañera.

 

¡Enhorabuena!