Inicio > Noticias > Local > Celebra UJED 163 años de formar a los mejores abogados

Celebra UJED 163 años de formar a los mejores abogados

En el marco de los festejos del aniversario número 163 de Colegio Civil, antecedente de la educación universitaria en el estado, así como de la instrucción de los primeros abogados, que dio origen a la creación de la hoy Facultad de Derecho y Ciencias Políticas de la Universidad Juárez, se realizó una ceremonia de Incineración de Bandera y Abanderamiento a la propia institución juarista.

Reunida en el domo de la Fader y Cipol, la comunidad universitaria celebró los 163 años de la formación de abogados, encabezada por el rector Rubén Solís Ríos, quien estuvo acompañado por el director Rafael Mier Cisneros; el secretario general de gobierno, Adrián Alanís Quiñones, en representación del gobernador José Aispuro Torres; así como del secretario de Educación, Rubén Calderón Luján y del secretario general de la Universidad, Julio Gerardo Lozoya Vélez.

La Escuela de Derecho tiene su origen en el año 1856, cuando se iniciaron los estudios profesionales de Derecho con la cátedra de Jurisprudencia. Con el paso del tiempo y el desarrollo de la jurisprudencia se creó la Escuela de Jurisprudencia y posteriormente, en 1956, la Escuela de Derecho, que en 1986 obtuvo el rango de Facultad al ofertar los estudios de posgrado.

Para el año 2008 cambió su nombre por el de Facultad de Derecho y Ciencias Políticas, al ser aprobada por la H. Junta Directiva una nueva carrera profesional, la de Ciencias Políticas.

En su discurso a los presentes, el rector Rubén Solís Ríos felicitó a los abogados, maestros, especialistas y alumnos que conforman la comunidad jurista de la Facultad de Derecho y Ciencias Políticas; “… me es muy grato estar en esta Facultad, la que también es ‘mi alma mater’, ya que cursé la carrera de Derecho en esta gloriosa unidad académica que nace a la par con el Colegio Civil, antesala del Instituto Juárez y de la hoy Universidad. La educación que se impartía durante la primera época del Colegio Civil eran la instrucción preparatoria y los estudios profesionales de la carrera de Derecho, que contemplaba el estudio del derecho romano, el derecho patrio, que incluía a su vez la legislación canónica y militar, derecho mercantil y penal; se estudiaba también el derecho de gente, el derecho internacional, derecho político y administrativo; una carrera en cuatro años”, recordó.

Agregó que “… hoy, a 163 años, la historia nos ha mostrado que vamos por el camino correcto, nuestra Universidad está dotada de autonomía plena, derecho que le consagra la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos; la Universidad ha sabido mantenerse como la primera casa de estudios de nuestra entidad, pero, sobre todo, sirviendo a la comunidad con calidad y generosidad”, aseguró.

Manifestó que “…. la Fader y Cipol es un ejemplo de compromiso y trayectoria académica; de proyectos de investigación con su licenciatura en Derecho debidamente acreditada y su carrera de Ciencias Políticas evaluada por los CIEES, además de contar con un doctorado debidamente inscrito en el Programa de Calidad del Conacyt, y un Bufete Jurídico que ofrece servicios a los que más lo necesitan”.

Para finalizar, el rector Rubén Solís destacó que “… este semestre se retomó el tema de los exámenes por oposición como una vía para elevar el nivel académico y mejorar la situación laboral de nuestra planta docente, y así lo estamos haciendo en todas las unidades académicas, garantizando de esta forma en el alumnado una formación académica de excelencia”, recalcó.

Luego el director de la Fader y Cipol, Rafael Mier Cisneros, en un resumen de los antecedentes de su alma mater mencionó que “… nuestra histórica Facultad ha sido formadora de profesionistas de la abogacía que se han desempeñado como gobernadores, presidentes municipales, legisladores, jueces, políticos, parlamentarios, y han sido un gran ejemplo, como lo fue el gran maestro Ángel Rodríguez Solórzano, verdadero ángel para la Universidad”.

Por su parte el secretario general de Gobierno, Adrián Alanís Quiñones, recordó cuando su padre y familiares estudiaron en la Facultad de Derecho, así como importantes abogados de la localidad que han puesto en alto a la Universidad y al estado con su quehacer en la abogacía.

Posteriormente, las autoridades se dispusieron a incinerar el Lábaro Patrio, como lo marca el protocolo de la Secretaría de la Defensa Nacional, y acto seguido el arquitecto Adrián Alanís Quiñones, a nombre del gobernador del estado, dotó a la institución de una nueva bandera que depositó en manos del director de la Fader y Cipol, Rafael Mier Cisneros, quien a su vez la entregó a la Escolta de la Facultad.

Dentro de la ceremonia se entregó un reconocimiento al licenciado Maclovio Nevárez por su trayectoria, con lo que también, de alguna manera, se homenajeó a todos los docentes de la Facultad. Asimismo, se entregó un reconocimiento al Lic. Ángel Rodríguez Solórzano, último director del Instituto Juárez y primer rector de la UJED, mismo que fue recibido por su hijo, el doctor en Derecho Miguel Ángel Rodríguez Vázquez.

Para finalizar la ceremonia se tocó el Tres de Diana, se cantó el Himno Nacional, el Himno a la UJED y, por último, la Banda de Guerra interpretó la Marcha Centenaria.

%d bloggers like this: