Inicio > Noticias > Internacional > Centenaria generación de excombatientes del Chaco se extingue en Paraguay

Centenaria generación de excombatientes del Chaco se extingue en Paraguay

Asunción, 26 jun (EFE).- Un centenar de paraguayos con edades de entre 98 y 106 años ven pasar sus últimos días y con ello van certificando el fin de una generación: la de quienes lucharon contra Bolivia en la Guerra del Chaco (1932-1935).

Son 105 los supervivientes de ese conflicto, que mensualmente cobran una pensión de 6.012.648 guaraníes (unos 978 dólares) mientras se enfrentan a los rigores de su avanzada edad.

El director de Asistencia a Veteranos y Herederos de la Guerra del Chaco del Ministerio de Defensa, coronel Jorge Cano, dijo a Efe que en el año y medio que lleva en el cargo ha sido reportado el deceso de 41 excombatientes.

El Ministerio de Defensa tiene asignado desde hace décadas el Cuartel de la Victoria, en las afueras de Asunción, como asilo para los supervivientes, pero dejó de funcionar como tal a mediados de 2017 tras la muerte del último de sus moradores, Andrés Benítez, a los 104 años.

Cano explicó que ese recinto de 62 hectáreas sigue abierto al público y a familiares con una capilla, un camposanto donde reposan los restos de cientos de héroes, dos de ellos llevados recientemente de un cementerio municipal.

“En el lugar hay un equipo médico que asiste a pobladores y sobrevivientes del Chaco, tiene tres pabellones y un amplio solar que es considerado sitio sagrado”, señaló Cano.

Además, el seguimiento de los combatientes de la Guerra del Chaco, que según algunos historiadores locales fue propiciada por intereses de las trasnacionales del petróleo, también se lleva a cabo a través de las unidades militares dispersas en todo el país, según Cano.

Así, los descendientes de los veteranos están instruidos para que los decesos sean notificados a la unidad castrense más cercana para que el difunto reciba tributo de héroe militar.

En Paraguay, los excombatientes gozan de privilegios de rango constitucional y en los festivos del 12 de junio y 29 de septiembre, que recuerdan el armisticio y la batalla de Boquerón, en ese orden, ya no pueden desfilar como lo hacían décadas atrás.

En la próxima conmemoración de la batalla se prevé condecorar a cuatro de estos supervivientes con la orden Cruz del Defensor, una distinción instituida en 1943, aunque esto dependerá del estado de salud de los seleccionados, aclaró Cano.

El 84 aniversario de la firma de la Paz del Chaco se recordó el pasado 12 de junio con la imposición de esa medalla a los soldados Leonghino Enciso Gómez y Máximo Fernández, ambos de 103 años, detalló Cano, para quien el objetivo de estos homenajes es rendir tributo en vida a estos héroes.

Por su parte, el director de Pensiones No Contributivas del Ministerio, Juan Ángel Álvarez, consideró que las proyecciones de vida “no son tan efectivas en este rango de edad”, aunque sostuvo que para diciembre de 2020 “quedarían (con vida) alrededor de 50 personas”, de acuerdo a estimaciones demográficas.

El funcionario refirió que los sobrevivientes del Chaco están esparcidos en todo el territorio nacional, aunque dijo que esta distribución “es un poco engañosa” porque “migran mucho” en función a la movilidad de sus descendientes, que deben ocuparse de ellos en todo momento.

El Ministerio de Hacienda realiza una o dos visitas al año a la vivienda censada de cada uno de los veteranos o cruza información con otras oficinas estatales para actualizar los registros “sin que eso suponga acoso”, indicó Álvarez.

“Hay algunos con escasa movilidad, otros relativamente bien para la edad que tienen. La idea es relevar datos, dónde están viviendo. Todos los pensionados que tienen cien años o más están en la mira y los veteranos están dentro de ese rango”, remarcó.

La Guerra del Chaco es recordada desde hace varios años con encuentros entre los gobernantes de ambos países y en la última cita, el presidente boliviano, Evo Morales, subrayó que fue provocada “por intereses extranjeros”.

“El mejor homenaje a nuestros héroes es que hoy sirva de un motor para la integración justa y generosa” entre naciones, manifestó, por su parte, el mandatario paraguayo, Mario Abdo Benítez en un acto que tuvo lugar en La Paz, el 12 de junio. EFE

%d bloggers like this: