Centro de Servicios a la Comunidad de la Facultad de Psicología brinda pruebas de audiometría a niños de Santiago Papasquiaro

El Centro de Servicios a la Comunidad, perteneciente a la Facultad de Psicología y Terapia de la Comunicación Humana de la Universidad Juárez del Estado de Durango, brinda atención a población con requerimientos psicológicos y de terapia del lenguaje, proporcionándoles servicios tales como evaluaciones de aprendizaje, orientación vocacional, terapias de apoyo, psicoterapias, atención de problemas de lenguaje y aprendizaje, afasias, deficiencia en comprensión auditiva, dislexias, agresividad, maltrato, problemas de conducta, etc., dirigidos al individuo, a la familia y a la pareja.

Asimismo, el Centro cuenta con una cámara sonoamortiguada para la valoración auditiva y un electroencefalógrafo, área de electroencefalograma. La coordinadora del Centro, Georgina Hernández Ugarte, comentó que se han recibido algunas solicitudes externas, una de ellas por parte del DIF Municipal de Santiago Papasquiaro para valorar algunos menores de edad, a quienes se brindó el servicio gratuito.

Agregó que se les realizó a los niños una audiometría, la cual consiste en una prueba que permite evaluar el funcionamiento del sistema auditivo y revela si la audición está alterada en la parte de la transmisión del sonido o en la parte más relacionada con el sistema nervioso, lo que ayuda a definir el tratamiento a seguir, lo cual contribuirá a mejorar la calidad de vida de los niños que se valoraron.

Según la Organización Mundial de la Salud, más del 5% de la población mundial (466 millones de personas) padece pérdida de audición discapacitante (432 millones de adultos y 34 millones de niños). Se estima que de aquí a 2050 más de 900 millones de personas (una de cada diez) padecerá pérdida de audición. La pérdida de audición puede deberse a causas genéticas, complicaciones en el parto, algunas enfermedades infecciosas, infecciones crónicas del oído, el empleo de determinados fármacos, la exposición al ruido excesivo y el envejecimiento. El 60% de los casos de pérdida de audición en niños se deben a causas prevenibles. 1100 millones de jóvenes (entre 12 y 35 años de edad) están en riesgo de padecer pérdida de audición por su exposición al ruido en contextos recreativos.