Centro Tlachinollan es premiado en México por su labor a favor de la justicia

 

México, 12 oct (EFE).- El Centro de Derechos Humanos de la Montaña Tlachinollan y su fundador, el activista Abel Barrera, recibieron hoy en México el Premio Amalia Solórzano, por su tarea en casos de desapariciones forzadas, ejecuciones extrajudiciales y despojo de tierras, entre otros.

En un comunicado, la institución afirmó que el Centro Lázaro Cárdenas y Amalia Solórzano decidió concederles el galardón “por su visión, trayectoria y trabajo incansable para traer la justicia a la Montaña de Guerrero”, en el sur del país.

Entre otros, el Centro Tlachinollan ha acompañado casos como el de la desaparición de los 43 estudiantes de Ayotzinapa en 2014 y los de mujeres indígenas torturadas y abusadas sexualmente por miembros del Ejército mexicano.

El galardón, entregado en una ceremonia en el Palacio de Minería en la Ciudad de México, destaca la labor en “casos de desaparición forzada, ejecuciones extrajudiciales, tortura, despojo de tierras, hostigamiento a luchadores sociales y detenciones arbitrarias”, lo que les ha llevado a sufrir “amenazas en diversas ocasiones”.

Creado en memoria de Solórzano (1911-2008), quien fue esposa del presidente mexicano Lázaro Cárdenas (1895-1970), el premio reconoce a instituciones o personas que destacan por su actividad en favor de la independencia nacional y la defensa de la soberanía de los pueblos.

Asimismo, por las actividades en favor de los pueblos indígenas, la paz, la lucha contra la marginación y las exclusiones sociales, los derechos humanos, la integración latinoamericana, la educación, la ciencia y la cultura.

El galardón fue instaurado en 2011 y en ocasiones anteriores ha recaído en manos de personalidades como la activista mexicana Marta Lamas, el expresidente de Uruguay José Mujica, el Instituto Politécnico Nacional de México y el escritor uruguayo Eduardo Galeano. EFE