Cerca de un millón y medio de jóvenes peruanos no estudió ni trabajó en 2017

Diario Correo

Lima, 6 jun (EFE).- Cerca de un millón y medio de jóvenes entre 15 y 29 años no estudió ni trabajó (los conocidos como “ninis”) durante 2017 en Perú, lo que representó un 19,2 % de la población joven del país, informó hoy la Cámara de Comercio de Lima (CCL).

Según un reporte del Instituto de Economía y Desarrollo Empresarial (IEDEP) de la CCL, esta cifra reveló un incremento del 0,4 % en relación al 2016, lo que significó que durante el año pasado se registraron 23.268 “ninis” más.

Este incremento, según explicó César Peñaranda, director ejecutivo del IEDEP-CCL, se debió a diversos factores, entre los que destacó el “lento avance de la demanda laboral que no logra absorber a los nuevos trabajadores que se incorporan al mercado de trabajo”, y “a las dificultades y la deserción en el ámbito educativo”.

En ese sentido, explicó que “es sustancial definir las políticas de Estado para proteger y potenciar este capital humano”.

En relación a las regiones observadas, el reporte señaló que la mayor población “nini” se encuentra en las zonas costeras del país, donde Callao y Lima concentran un mayor número de “ninis” (44,2 %), seguidos de Lambayeque, Tumbes, Arequipa, Piura, Ica, La Libertad, Tacna y Moquegua.

De otro lado, las regiones con un porcentaje de población “nini” inferior al promedio nacional fueron las andinas y amazónicas Huancavelica, Amazonas, Puno, Huánuco, Cusco, Cajamarca, Áncash, Junín, Apurímac, San Martín, Pasco, Madre de Dios, Ayacucho y Loreto.

El estudio reveló también que la condición de “ninis” afectó más al área urbana con un 21,2 %, en tanto que en el área rural la tasa es de 10,2 %.

Además, que la mayoría de jóvenes que no trabajó (fuera del hogar) ni estudió en Perú fueron mujeres, con un 62,4 %.

“Esto se debe a eventos de la vida personal como la convivencia, matrimonio y el embarazo adolescente que suelen presionar a las mujeres a truncar temporalmente sus estudios e incluso su trabajo, influyendo en la brecha de género en aspectos educativos y laborales”, aseguró Peñaranda.

Sobre la situación socio-económica de la población, el estudio sostuvo que el 78,1 % se concentró en hogares no pobres, en tanto que el 19,1 % fueron hogares en condición de pobreza no extrema y el 2,8% en pobreza extrema.

Además, de la población total de “ninis”, solo el 17,5 % buscó activamente un empleo, y no lo encontró (desempleo desierto), mientras que el 3,5 % restante, a pesar de tener deseos de trabajar, no hizo una búsqueda activa por falta de motivación, oportunidades o porque el mercado impuso ciertos requisitos que no creyeron poder cumplir (desempleo oculto). EFE