Inicio > Columnas > Chicotito > “Chicotito”

“Chicotito”

  • Un voto por Morena y sus satélites, un voto contra México 
  •  No cometamos el mismo error de 2018, encarga “Catón” 
  •  El influyente escritor repetirá su encargo durante el mes 
  •  El poder del “voto masivo” indigestó a todos en Morena 
  •  ¿Despensas? Si ya hay becas, pensiones y hasta “sembrando vida”

 

Un voto por Morena es un voto contra México… Y lo mismo un voto por los partidejos que se han vendido al gobierno, como el Partido Verde, el PES y el PT, mercaderes de la política cuyos diputados y senadores aprueban siempre, sin cambiarles ni una coma, todas las iniciativas de ley que presentan López Obrador o alguno de sus empleados. Dar el voto el próximo 6 de junio a Morena o a cualquiera de sus partidos cómplices equivale a poner en riesgo a México y a los mexicanos pues, fortalecido el poder de AMLO, este podrá llevar adelante sin freno ni contrapeso alguno sus programas populistas. Es necesario evitar que el Congreso siga en manos del presidente. Muchos perjuicios ha causado ya el absolutismo de López Obrador, pero mayores daños sufrirá el país si el dominio del tabasqueño aumenta. Solo la participación de los ciudadanos libres en la jornada electoral, y su voto consciente y razonado, podrán salvar a la nación de los riesgos que derivan de una voluntad autoritaria que muestra alarmantes tendencias dictatoriales…

Armando Fuentes Aguirre “Catón”

El que escribe está por confirmar que se equivocó al votar por Morena en 2018.

Sufragué a favor del partido de Andrés Manuel López Obrador y sus candidatos para que hiciera una serie de cambios para bien de la nación, y los que ha aplicado han sido para mal de la patria.

Ofreció llevar a la cárcel a los ladrones, ahora son sus compadres y no ha llevado a ninguno tras las rejas. Prometió acabar con la corrupción. Ahora el gobierno ya no hace licitaciones en las concesiones de obras y de otros bienes y servicios al más puro estilo de los tiempos del PRIAN donde se hacía siempre lo que decía el capricho de una persona, no ha cambiado nada.

Prometió el presidente López Obrador “pluralizar” y “democratizar” las enormes fortunas que siempre ha dilapidado el gobierno en medios de comunicación. Ahora están peor, las grandes cantidades de dinero para unos cuantos lambiscones y solapadores.

Antes -lo dijimos en su tiempo- los repudiados gobiernos neoliberales tenían para enviar algunas “limosnas” a otros medios de comunicación del interior del país como el nuestro, el cambio en la materia fue para peor, ahora ya no hay un peso para medios de comunicación como Contacto hoy que, aparte, genera economía, paga impuestos, paga sueldos y sin ningún respaldo gubernamental. El cambio que esperábamos en nuestro voto resultó mucho peor, cerraron la llave y nos dejaron a la deriva a pesar de nuestra responsabilidad con decenas de familias de Durango.

Votamos para que el presidente López Obrador serenara a México, como tanto prometió en las campañas. No nada más no lo ha serenado, lo ha dividido, lo ha confrontado y lo ha enfrentado dentro de algo inconcebible, además de que lo ha ubicado entre los países más violentos del mundo con cientos de muertos diarios por todos rumbos de la patria. El encargado de meter paz es el que está azuzando toda suerte de conflictos sociales, luego sin ninguna necesidad, más bien por pura necedad.

Alguna vez pensamos no votar en la próxima elección, pero muchos coinciden que sería la peor decisión… ya cambiamos de parecer. Será lo primero que hagamos para evitar que otros hagan su santa voluntad con nuestro voto.

Y sí, fuimos uno de los treinta millones de mexicanos que se equivocaron al votar por Morena. El tiempo y la política nos da revanchas, viene una nueva elección en la que tenemos la obligación de valorar debidamente el sufragio pero, sobre todo, evitar volver a equivocarnos y luego salir a lamentarlo. Votaremos, quizá no por el mejor, quizá no por el que llegue a la contienda con más trabajo o con mayores merecimientos, pero por lo menos nuestro voto no se lo daremos a nadie para que luego venga y nos clave el puñal. No busquemos al mejor, la mejor propuesta, la mejor posibilidad de aterrizar los planes, porque luego no cumplen. Votemos por el menos malo, por aquel que nos garantice que no esperará a que le demos la espalda para clavarnos el cuchillo. La sesuda conclusión del escritor coahuilense, Armando Fuentes Aguirre, quizá el columnista más creíble y confiable de México, nos advierte a los periodistas sobre la necesidad de llegar a las urnas con plena convicción de apoyar al que más pueda meter las manos por nosotros. Sí, hubo un voto masivo por Morena en 2018, pero el voto masivo indigestó de fea forma a los morenos, los volvió locos que hasta sus traumas sexuales están sacando a la calle por un lado, pero por el otro tanto el presidente López Obrador como su compadre Félix Salgado, el gran acosador, todos los días se la llevan amenazando no al INE ni a su presidente o componentes, sino a todos los mexicanos de que lo desaparecerán y crearán lo que ellos piensan vendrá a resolver las dificultades democráticas de México, pero pasando por encima de nosotros, pisoteándonos a todos como si fuésemos un montón de inocentes que no tenemos idea de qué sucede en México. Votar de nuevo por Morena, darle más poder al presidente López Obrador y su camarilla se advierte hartamente peligroso para todos los mexicanos. No volvamos a equivocarnos. Votemos por cualquiera, por suerte hay miles de candidatos y muchas opciones partidarias como para darle la confianza a otros, aunque no necesariamente tengamos que sufragar por los que ya fueron y de la misma forma nos quedaron mal. México está en un altísimo riesgo de perder lo avanzado, de anular por un capricho lo que costó tantos años construir, el Instituto Nacional Electoral, el árbitro electoral que de pronto no gustó a la camarilla en el poder, a pesar de que llegaron al gobierno precisamente por el aval de esa institución. El desafuero del exgobernador de Tamaulipas, Francisco Javier García Cabeza de Vaca es más bien un cobro de facturas del presidente AMLO, dado que el motivo de fondo de la pérdida del fuero se originó en el supuesto impago de impuestos de la compra de un departamento en la Ciudad de México, y la Fiscalía General de la República no ha demostrado los muchos elementos comprobatorios que dijo tener del caso. El próximo 6 de junio los mexicanos tendremos en nuestro voto el rumbo de la patria, no cometamos el mismo error. No volvamos a malbaratar nuestro sufragio en los planes del lobo vestido con piel de oveja.

Han de disculpar, hoy copiamos algo de los conceptos del respetado columnista Armando Fuentes Aguirre “Catón”. Coincidimos en todo con él en su llamado a defender y proteger a la patria.

Se sabe por separado que el TRIFE rectificó a la Cámara de Diputados y ordenó la reelección de Porfirio Muñoz Ledo. Una piedra en el zapato de Morena que será complicado taparle la boca. Mañana, por cierto, Porfirio anunciará la creación del bloque que defenderá la Constitución y los organismos autónomos. Como decíamos, para que la cuña apriete tiene que ser del mismo palo…..PAREDÓN.- Bien merecido tienen el paredón el o los que tuvieron la infausta ocurrencia de comprar, hacer o fingir la creación de despensas para repartir entre la población lagunera. Se señala al PRI, PAN y PRD como los autores de la tontería política descubierta el viernes pasado, por tanto, la autoridad habrá de tomar cartas en el asunto y entonces, lo que concluya, será bien merecido. A quién carajos se le ocurre volver a los tiempos de las despensas agorgojadas, cuando ya avanzó todo, los estilos, las trácalas y hasta las transferencias electrónicas. Es todo esta tarde, nos vemos mañana si Dios lo permite o nos encontramos a cualquier hora en la web más visitada de la internet en Durango de todos los tiempos www.contactohoy.com.mx la que informa hoy de lo que sucede hoy, a cualquier hora del día o de la noche.

 

Muchas gracias