Inicio > Columnas > Chicotito > “Chicotito”, por Jorge Blanco Carvajal

“Chicotito”, por Jorge Blanco Carvajal

  •  Hugo López Gatell se aventó la “gatelada” del coronavirus
  •  “Las personas que fallecieron, pues fallecieron…”
  •  Mientras, México llegó a 84 mil muertos, y contando
  •  El Francisco Villa, zona de altísimo riesgo vial
  •  El bulevar necesita algo más que un puente encantado

 

Me queda por demás claro que “las personas que fallecieron, pues fallecieron…”.

Hugo López Gatell

 

 

Hugo López Gatell, el científico a cargo de la pandemia por el coronavirus en México, emitió ayer la frase científica de la temporada, del año y del mundo: “Las personas que fallecieron…pues fallecieron, lo quiero dejar muy en claro…”…..CALAMIDAD.- Y mientras hacía su sesuda y rebuscada conclusión, la suma de fallecimientos superó ayer los 84 mil y se enfila, indefectiblemente, a los cien mil, cuando sus pronósticos, por muy catastróficos, eran de 60 mil, y que inicialmente fijó sus estimaciones en 6 mil, u 8 mil a lo sumo…..APLAUSOS.- Gatell es la imagen bonita de la pandemia gracias a la decisión del presidente Andrés Manuel López Obrador, que no ha dado una, por el contrario, que mucho ha contribuido a la mortandad, pero cada que le preguntan al mandatario encuentra razones para sostenerlo en el cargo. Hugo es de los responsables de muchas de las muertes al salir a aclarar que el cubrebocas no sirve para nada, que es mejor no usarlo. Él mismo fue de los que sugirieron que el coronavirus es “otra gripita” que con unas pastillas y algo de reposo se supera. Meses duró hablando de que estábamos cerca de aplanar la curva de los contagios. La infeliz curva ni siquiera ha alcanzado su punto más alto, mucho menos ha de “aplanarse”. Gatell ha dicho en las últimas horas que hay evidencias de que la pandemia está bajando sus efectos entre la población, pero…los contagios y muertes están peor que nunca. Ayer, en México se registró el número más alto de fallecimientos al quedar con casi tres mil en 24 horas, y de esos récords Durango no se queda atrás, está cerca de los 10 mil casos positivos y próximo a los 700 fallecimientos. Los contagios y las muertes están más intensos que nunca, sería ahora cuando debía pedirse a la población el confinamiento en casa, no en marzo o abril, y mucho menos cambiar a amarillo el semáforo epidemiológico. No debió cambiarse porque eso ha servido como un banderazo de salida para la gente que estaba encerrada para poner fin al aislamiento y empezar a hacer su vida con normalidad, cuando el virus está al acecho en todas partes, en todas, hasta en los ranchos, en la sierra, en los ríos, en los lagos. En todos lados tenemos la amenaza, cómo es posible entender que primero hayan autorizado la reapertura de los bares y los centros de fiestas. Sí, entendemos la necesidad de los dueños de esos lugares de reactivar su negocio, pero seguimos pensando que encima de cualquier riqueza o pobreza está la importancia de la vida de las personas. No necesitamos ir al interior del estado para constatar la indiferencia de mucha gente a la amenaza, es cosa de ver a los caminantes en el centro y no se diga en las colonias de la periferia. La gente cree lo que dijo el gobernador morenista de Puebla, Miguel Barbosa, que el coronavirus es para los ricos, no para los pobres, y…cuando menos lo esperan, esos pobres confiados han pagado con su vida la pésima orientación oficial de la autoridad. Y no insistimos, porque pareciera que solo estos temas tenemos en mente y que no hay otras actividades igualmente importantes. Entendemos que ya saturamos a la gente, que tanto llamado hemos hecho que ya se lo brincan, por decirlo de alguna manera, aunque…la terrible realidad la tenemos muy cerca de nosotros. No hay familias a las que no haya alcanzado la enfermedad, y no hay enfermos que no hayan visto de frente a la muerte, si no es que muchos ya se nos adelantaron en el camino…..S.O.S.- Sorprende que pasan los días, los meses y los años y la autoridad no termine por hacer algo efectivo que venga a evitar el exagerado índice de accidentes viales registrados sobre el bulevar Francisco Villa. Números estimados sobre la materia sugieren que todos los días hay un promedio de 12 o 13 accidentes en el trayecto de la Central Camionera al entronque del 5 de Mayo. Obvio, han muerto muchas personas, no pocas se encuentran convalecientes por las lesiones sufridas. De los daños materiales ni se diga, pero lo que sorprende es que no aparezca nadie con algún propósito vial que traiga no nada más orden, sino seguridad a quienes transitan por ese bulevar y que son muchos miles diariamente y a todas horas del día. No dominamos el tema, por lo mismo no podemos sugerir lo necesario, pero los expertos ya debieron idear algo para impedir que siga muriendo más gente y sigan lesionándose otros. No sabemos si lo que se requiere son reductores de velocidad, bordos, boyas o algunos otros obstáculos que obliguen a los conductores a reducir la velocidad. Antes tenemos que entender que el bulevar Francisco Villa no es una vía de alta velocidad. Aunque sea un bulevar ancho no debe ni puede ser de alta velocidad por tratarse de la zona más poblada de la ciudad, mucha gente caminante, ciclistas, motociclistas y hasta otros automovilistas constantemente se están atravesando al paso de los demás, pero es natural, es mucha la gente que vive por aquel rumbo. Repetimos: No es una vía de alta velocidad, no puede ni debe imprimirse gran velocidad al vehículo, dado que o se atraviesa un ciclista o un peatón, o hasta otro vehículo. No es por amargarles la existencia, pero si tantito me apuran alguien tiene que empezar a ver la posibilidad de reducir los camellones, que son muy amplios, que ocupan espacios que pudiesen abrir la posibilidad a más carriles. La necesidad obliga. Entendamos, el bulevar Villa no es una vía de alta velocidad y algo se tiene que hacer para evitar los bólidos en sus cuatro carriles. Es todo esta tarde, nos vemos mañana si Dios lo permite o nos encontramos a cualquier hora en la web más visitada de la internet en Durango de todos los tiempos www.contactohoy.com.mx la que informa hoy de lo que sucede hoy, a cualquier hora del día o de la noche.

 

 

 

Twitter: @jorgeblancoc 

Facebook: jorgeblancocarvajal 

Instagram: jorgeblancocarvajal

 

Muchas gracias

%d bloggers like this: