“Chicotito”, por Jorge Blanco Carvajal

  • El fraude solo lo evitaremos yendo a votar
  • Saturemos las urnas con… nuestra voluntad
  • Hay que inhibir a los gandallas con votos
  • A más votos, menos riesgos de chanchullo
  • Usted dispense, dicen ahora a Ricardo Anaya

Vota por aquel que te prometió menos. Será el que menos te decepcione…”

Bernard M. Baruch

Una de las pocas formas de evitar el fraude electoral es acudiendo todos a votar. Mientras más votos haya en las casillas menos posibilidades tendrán de actuar los “mapaches” que nunca faltan…..TENTACIÓN.- Y no es que sospechemos que alguien vaya a tratar de torcer la decisión de los electores, pero por si alguno se resistiera a respetar la ley, respondamos con votos y más votos…..NÚMEROS.- Mientras haya muchos votos, llega el momento en que el fraude pasa a ser historia. No procede por más intentos que se hagan, además de los conocidos trucos que ya hicieron durante la campaña, hay quienes estarían pensando en agarrar y correr, a la antigüita pues, aun cuando ese sistema ha sido superado por otros más sofisticados patentados por el tri, pero que ahora nos quieren vender otros con distintos colores. No lo permitamos…..LEYES.- Sabido es que no pocos estarían madurando distintas acciones para realizar el domingo y asegurar el triunfo a la mala, pero…mientras más sufragios reciban las urnas, más se les complicará ese recurso y a medida que sea mayor el volumen, llegaría el caso al imposible. Eso está científicamente comprobado, por eso, nuestra insistencia para acudir en montón a sufragar. Y si alguien tiene pensado irse a Mazatlán, a la sierra o a otra parte de día de campo, sin problema puede votar temprano y caminar después de cumplir con su obligación cívica…..COCHINERO.- Las campañas pasarán a la historia como un verdadero atascadero en el que los que traían más saliva comieron más pinole, y hubo unos que hasta se atragantaron de tanto pinole, mientras otros no llegaron ni a la saliva. Así de dispareja estuvo la competencia. Vendrán luego acciones postelectorales en los tribunales, como queriendo corregir las anomalias, pero…la regla debía considerar máximos y mínimos que conozcan los candidatos, de modo que brincando esos límites, en automático dejarlos fuera de la competencia. Nuestra legislación es exageradamente pobre en esa materia, llama a jugar en una competencia aparentemente igual para todos, pero dispareja al extremo, pues no incluye los dientes que requiere el árbitro de la contienda para echar al gandalla y el escurridizo, sino que los tolera, con el cuento de que luego se puede actuar ante tribunales, pero resulta que muchas veces aquello llega demasiado tarde…..BOTONES.- Está fresco el caso de Ricardo Anaya Cortes, el excandidato del PAN a la Presidencia de la República, que fue objeto, lo vimos todos los mexicanos, de una campaña exageradamente perruna contra el “Chico Maravilla”, y por desgracia, cuando más estaba creciendo el muchacho y se acercaba en posibilidades a Andrés Manuel López Obrador, la Procuraduría General de la República, hoy fiscalía, le inventó un montón de delitos de los que hasta abundaban en detalles, faltaba poco para que fueran reales, con lo que golpearon de manera inmisericorde al queretano, lo alejaron de la victoria y lo destruyeron políticamente. Hoy, seis meses después la Fiscalía General de la República acepta públicamente que fueron falsos todos los delitos que le inventaron a Ricardo, pero…ya para qué, si la campaña terminó hace mucho tiempo y valieron los lamentables infundios que le inventó el mismo gobierno. Entonces, como ahora, pensamos que el Instituto Nacional Electoral debió tener las armas, o como dicen, los dientes para actuar y detener la lamentable campaña emprendida por el mismísimo gobierno. Este proceso electoral, desde luego, ya se va como lo tenemos, pero debía servir de experiencia a nuestros legisladores para que la propia ley considere la protección de los candidatos, sobre todo para no permitir que se les perjudique y se les saque de la competencia con triquiñuelas. Y algo más lamentable, utilizando mentiras, mentiras que saliendo del gobierno, como el año pasado, pasan a convertirse en verdad, por desgracia. Es el caso ahora de la queja de varios partidos sobre la posibilidad de que uno de los candidatos haya rebasado y mucho los límites de gasto en campaña. El IEPC asegura que “ya se está trabajando en la materia y se tendrá un dictamen del caso el día 8 de junio, seis días después de la elección…”. Esto es, algo parecido a lo que le sucedió a Anaya, que el día 8 de junio pudiesen tener un dictamen que confirme que sí, que sí se rebasó los límites de campaña, cuando las votaciones ya pasaron. Mangos, la regla debía considerar la anulación en automático de aquel candidato al que se le demuestre haber rebasado los límites, y no que aun en esas condiciones ventajosas todavía se le permite competir. Sobra decir que nuestras elecciones aún están en pañales, distan muchos de ser justas, pero ojalá que estos episodios sirvan para llegar pronto a la justicia y no estar lamentándose no haber hecho lo que debió hacerse. La autoridad electoral debe sentarse con los candidatos y advertirles sobre la necesidad de jugar con limpieza, con propuestas, con proyectos, y no con el lodo y la podredumbre como se jugó esta vez, pero advertirle que el primero que se salga de la regla quedará eliminado de forma automática. Bueno, ese es un sueño nuestro que ojalá un día lo consideren las leyes electorales, porque ese día, cuando ocurra la anulación de los gandallas, ese día estaremos más cerca de la democracia plena, para la que nos faltan todavía como unos 28 años luz. Es todo esta tarde, nos vemos mañana si Dios lo permite o nos encontramos a cualquier hora en la web más visitada de la internet en Durango de todos los tiempos www.contactohoy.com.mx la que informa hoy de lo que sucede hoy, a cualquier hora del día o de la noche.

Twitter: @jorgeblancoc

Facebook:  jorgeblancocarvajal

Muchas gracias