Inicio > Columnas > Chicotito > “Chicotito”, por Jorge Blanco Carvajal

“Chicotito”, por Jorge Blanco Carvajal

  • Tres malmodeos a periodistas en una semana
  • El viernes jalonearon a reportero, por error
  • Medios y policías siempre hemos sido aliados
  • Trabajo de unos y otros siempre va de la mano
  • Tamaleros exigen pago a la FENADU

Yo hago televisión para jodidos…”

Emilio Azcárraga Milmo

Mientras no se entiendan las alianzas naturales que siempre han ligado los trabajos periodísticos con los de los policías o investigadores, seguirán los problemas para los periodistas que no ven la suya en Durango…..JALONEO.- Hace una semana uno de nuestros reporteros fue obligado a borrar fotografías que había tomado a unos 300 metros de distancia, de modo que de ninguna manera se exponía la escena del crimen…..GUACHICOL.-Luego, el martes, otros policías obligaron a los reporteros de varios canales a borrar las imágenes que habían tomado tras descubrirse que en una gasolinera del 20 de Noviembre estaban entregando gasolina con agua…..COLMO.- Y el sábado, a los policías se les puso que un periodista era el supuesto asaltante que habían reportado de algún punto de la ciudad. Lo bajaron, cuerno en mano, de su carro, junto a sus acompañantes y los remitieron a oficinas centrales, donde los liberaron cuando los uniformados confirmaron que no eran los señalados…..ORDEN.- Son muchos tres episodios contra medios en apenas una semana, pero mientras no se aclare que el trabajo de unos es necesario para los otros, los encontronazos persistirán y quién sabe si cada vez más subidos de tono, obviamente con más riesgo para los periodistas, puesto que a ellos se les puede salir la publicación de una nota, pero a los policías se les sale una bala y acaban con la existencia del reportero….ÉPALE.- Y luego, el gobernador José Aispuro enviando sus buenas intenciones a los periodistas que se accidentaron en gira del presidente Andrés Manuel López Obrador, cuando debía preocuparse por lo que pasa acá a sus periodistas, que no salen de una cuando ya están siendo zarandeados por otros policías. Obvio que el gobernador supo de los tres incidentes y de otros que hemos tenido los periodistas, pero a los de acá ni un mensaje de solidaridad, y vaya que la mayoría trabaja en dirección a los objetivos estatales…..TÓMALA.- Es cierto, el gobernador dijo una vez que mientras los periodistas sigan invadiendo la escena del crimen seguirán teniendo problemas con los policías y que él no tiene pensado meterse a defender a nadie, pues la imprudencia de los reporteros puede ser crucial para el acierto o el yerro en una investigación o en la persecución de un criminal. Absolutamente de acuerdo con el mandatario estatal, pero en los últimos tres casos nadie acusó a los periodistas de invadir la escena del crimen. En el caso de las curvas de Río Chico, ya lo dijimos, el reportero se hallaba a trescientos o más metros de distancia del cadáver. Cómo podía afectar el escenario. Sobre el asunto de la gasolina con guachicol los reporteros pudimos ver los vehículos afectados y varados por el agua en el combustible lejos de la gasolinera. Ni siquiera fue necesario ir a buscarlos. Y, en el asunto del sábado, el periodista iba en su automóvil. Simple y sencillamente fue confundido, en la apariencia, pues fue “atorado” por siete o más patrullas y decenas de uniformados como si se tratara del “Mochaorejas”. Lo privaron de su libertad alrededor de dos horas para salirle al final con el clásico “usted dispense”……CALMA.- Ojalá que los titulares de los cuerpos policiales entiendan la liga que trae el trabajo de los policías con el de los periodistas, que muchas veces los reporteros son solidarios y promotores de los aciertos policiales. Es más, son definitivos en un caso positivo de acción policial, si el periodista no lo divulga, el trabajo policíaco se queda en el anonimato y quizá nunca se conozca. Siempre ha existido la colaboración entre policías y periodistas, aunque en realidad esas relaciones tuvieron sus mejores tiempos en el pasado, cuando las cosas estában mucho peores. No es posible entender que en nuestros días, con el boom de las redes sociales y los demás avances en la comunicación no sea posible el entendimiento entre policías y reporteros, particularmente cuando de colaboración se trata, dado que ese tipo de relaciones se ha dado toda la vida, por qué pelear o por qué querer ver una persecución periodística a los policías que no existe. Los medios invariablemente hemos entendido la necesidad de secrecía en las investigaciones de infinidad de asuntos. Es menester la aclaración oportuna, es todo, puesto que en nuestro peregrinar diario nos encontramos con distintos hechos que pueden ser noticia y no podemos adivinar si se trata de un asunto que está trabajando la policía. Otras veces la gente nos informa de lo que está sucediendo, a veces desde adentro del episodio crítico, pero nosotros estamos obligados a divulgarlo hasta que se conozca de manera oficial, hasta que la autoridad nos lo dé a conocer. Los medios entendemos los límites, los identificamos a veces, pero no está de más un “pitazo” para saber cuándo debemos esperar hasta tener la versión oficial…..AUSTERIDAD.- Una procesión de tamaleros de Oaxaca llegó hoy hasta nuestras oficinas para pedir una explicación de por qué la Feria Nacional de Durango no ha pagado los consumos y productos que vendieron a la organización ferial. La austeridad -dijeron- es entre gobiernos, pero la Feria terminó hace más de dos meses y tuvo ingresos propios en los que nada tuvo que ver la disminución presupuestal federal, ¿o sí?  Es todo esta tarde, nos vemos en la siguiente, amigos, aquí mismo o en la web más visitada de la internet en Durango de todos los tiempos www.contactohoy.com.mx la que informa hoy de lo que sucede hoy, a cualquier hora del día o de la noche.

Twitter: @jorgeblancoc

Facebook: jorgeblancocarvajal

Muchas gracias

%d bloggers like this: