“Chicotito”, por Jorge Blanco Carvajal

  •  Durango, desde luego, digno de mejor suerte
  •  Me consta el juegazo entre Santos y Galaxy
  •  También nos consta la chinga a Gío Dos Santos
  •  Inmerecida y todo, hasta se arrepintieron
  •  Ulises Dávila, una gran estrella al firmamento

Como los políticos nunca creen lo que dicen, se sorprenden cuando alguien sí les cree”

 Charles de Gaulle

Durango es digno de mejor suerte, de un poquito más de lo que le está pasando. Nos merece a todos realmente unidos, unidos en los hechos, en el trabajo, en el esfuerzo, en la congruencia, en la coincidencia de buscar el mejor camino para nuestra patria chica…..HECHOS.- Le consta al que escribe que, anoche, miles de aficionados al futbol marcaron para siempre al extraordinario jugador mexicano Giovanni Dos Santos. Todo por un comentario irresponsable de Raúl Orvañanos, comentarista de Fox TV, quien dijo al aire: “Parece que el portero del Santos, Marchesín, le dice borracho a Gio…”, ni siquiera está confirmado que así le haya dicho…..REVERSA.- Anoche mismo, durante un momento del partido, el arquero argentino, Marchesín, se disculpó con Gio por haberle dicho “borracho”. Algunos medios dicen que así ocurrió, que se disculpó, lo que quiere decir que sí le dijo, pero eso no es la discusión…..MUCHEDUMBRE.- Ayer, a miles de aficionados de La Laguna se les olvidó los golazos y la entrega de Giovanni en la selección de México. El estadio a coro lo llamó “borracho” prácticamente todo el partido, no obstante que ni siquiera existía la seguridad de que el portero Marchesín le haya llamado así. El caso es que a Gío le partieron la torre, cuando él se ha partido la madre en la cancha por nuestros colores. Una ingratitud de las muchas que suceden en el balompié no de México, sino del mundo. También Gío es merecedor de mejor suerte, no de la chinga que le puso la afición lagunera. No se vale, y tan no se vale, que otro sector del estadio, al final, pero al final del encuentro, cuando ya lo había madreado todo el estadio durante 90 minutos, quizá arrepentido del mal trato al hijo de Ziziñho, empezaron a corear su nombre y a reconocerle su verdadera valía…..NIVELES.- Hasta entre los borrachentos hay niveles, pues entre muchos compran una caguama, y hay los que compran la suya propia y no andan tomando a pico de botella. La triste realidad es que, Giovanni, contra la gritería de anoche, está muy por encima del mismísimo Santos, aunque me duela a mí, aunque le duela a la afición y aunque le duela a Marchesín. Hizo bien el portero argentino en disculparse, pues por su culpa y con la ayuda de un comentarista irresponsable volteó a toda la afición en su contra, por eso decimos que me consta, porque estuve ahí y no me lo contaron. No viene de oídas…..PATADAS.- Anoche estuvimos otra vez en el Territorio Santos Modelo acatando expresa invitación de su presidente Alejandro Irarragori, a quien agradecemos de manera infinita la deferencia y por lo cual tuvimos acceso directo a las incidencias del partido de la mal llamada Liga de Campeones de Concachampios o Concachafa. Me consta pues lo que sucedió ayer en el estadio lagunero…..FANTASÍAS.- No son historietas ni fantasías. Vimos el extraordinario partido precisamente de Gío, quien a pesar de que no anotó, ni que su equipo el Galaxy de Los Angeles hizo ni el de la honra, dio un buen partido. Tuvo un balón que ramató a boca de jarro contra la puerta de Marchesín, pero el argentino la escupió en una extraordinaria y bien recordada acción en la que se midieron las calidades de uno y de otro. Giovanni, sin exagerar, fue el mejor de su equipo, puesto que entregó cuatro o cinco joyas futboleras en la cancha como hacen los grandes y por si fuera poco, pudo evitar otro gol que ya cantaba la afición a disparo del extraordinario Ulises Dávila, por cierto uno de los mejores jugadores de México en el concierto mundial, me consta también. Una gran verdad es que el equipo angelino trae una estela grande de jugadores de talla mundial. Oprobioso resulta mencionarlos, pero me quedo con el concierto del buen reparto de balones del 8 alemán Steve Gerard. La insistencia en la punta izquierda de Emannuel Boateng, el juego de leñador de Jelle Van Damme, un buen jugador digno de mejor suerte, pues tiene facultades, pero…su equipo no está a la altura. En sí, el equipo del Galaxy no está a la altura de las necesidades, aun cuando en Estados Unidos están de asueto, no hay torneo aún. Si están arrancando el torneo, necesitan apretar el paso para más o menos ponerse a la altura del futbol mundial, pero anoche parecía un equipo llanero, con buenas jugadas, pero limitadas, pues nunca concluían en nada. El resultado final es por demás claro…..PARTIDAZO.- También me consta, no es de oídas o de que mi prima lo vio y ella me mandó decir. Estoy hablando del duelazo que tuvieron en al partido el mismo Giovanni y Néstor Alejandro Araujo Razo. Ambos campeones mundiales sub 20, y aunque al final Gío sacó la mejor parte, incluso con una gambeta endemoniada que dejó viendo visiones al mexicano en el Galaxy, en la finta lo dejó hablando solo y viendo visiones, pero atrajo mucho ese duelo por la punta derecha y a veces por la central, muchas de cuyas acciones la afición se perdió por el enfermizo afán de gritonearle al “borracho”, que seguro toma igual que usted o que yo, y que sin embargo es un futbolista que gana una verdadera millonada comparado con los pobres 60 pesos que ganamos nosotros en ocho horas de joga. Esa es la triste realidad, aunque…pena ajena, ver a todo un estadio tirarle “cacayacas” a un jugador que ha dado lo suyo, que se ha esforzado, que ha sudado la camiseta para poner en alto el nombre de México. Iba a hablar del súper juegazo de Ulises Dávila, pero ya no tenemos espacio. Lo haremos en la siguiente. Eso sí me consta, no lo otro. Es todo esta tarde, nos vemos mañana si Dios lo permite o nos encontramos a cualquier hora en la web más visitada de la internet en Durango de todos los tiempos www.contactohoy.com.mx la que informa hoy de lo que sucede hoy, a cualquier hora del día y de la noche.

 

 Twitter: @jorgeblancoc 

Facebook: jorgeblancocarvajal 

Muchas gracias